Urna para la consulta soberanista.
Una persona introduce una papeleta con las preguntas en el modelo de urna que La Generalitat fabricará para la celebración de la eventual consulta soberanista del próximo 9 de noviembre. PÉREZ / EFE

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha enviado un cuestionario con cinco preguntas para responder antes del próximo domingo a los 33 jueces de Cataluña que firmaron un manifiesto a favor de la consulta soberanista para saber si lo hicieron por encargo o por iniciativa propia y con qué intención. Los jueces ya han expresado su malestar e indignación y están trabajando en una respuesta conjunta.

Según ha informado a Efe un portavoz del CGPJ, el cuestionario, que fue enviado el pasado miércoles, forma parte de unas diligencias de información previas para "averiguar los hechos" y conocer si los jueces recibieron algún encargo. En función de las explicaciones que den los magistrados que firmaron el documento, el CGPJ tomará una decisión sobre "si hay materia disciplinaria o se archiva el caso", según el mismo portavoz.

Las preguntas tienen su mala idea, no son inocuas, no son inocentesEn declaraciones a TV3, el juez Xavier González de Rivera ha explicado que el cuestionario contiene "preguntas que tienen su mala idea, no son inocuas, no son inocentes" y se ha quejado de que se les abre un "pseudoexpediente disciplinario" sin que sepan de qué se les quiere acusar.

González de Rivera ha calificado de "indignante" la situación y ha reclamado que se archive la denuncia del sindicato Manos Limpias, porque sólo han ejercido su derecho a la libertad de expresión. 

"Estamos indignados. ¿Por qué se nos pregunta esto? ¿Por qué razón, si no hay un amparo legal para podernos hacer estas preguntas? ¿Es que nos tenemos que confesar? El día que lo publicamos hicimos una confesión. ¿Se quiere interpretar esto? ¡Pero si ya lo hemos publicado! No hace falta que digamos más veces que lo hemos firmado", ha declarado el juez González de Rivera.

Para este magistrado, este asunto "tal como entró, se tendría que archivar porque no hay ningún tipo sancionador disciplinario que se pueda incluir dentro de lo que hicimos. Nosotros ejercimos un derecho a la libertad de expresión, y esto está cubierto por la Constitución".

El magistrado Santiago Vidal, otro de los firmantes del manifiesto, ha declarado que el apoyo al derecho a decidir "forma parte de nuestro derecho a la libertad de opinión" y ha reconocido que el CGPJ intenta averiguar "si actuamos de motu propio o estamos trabajando por encargo".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.