El presidente de la Asociación de Transportes de Mercancías de la provincia de Huesca y presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Fernando Callizo, ha insistido en que Bruselas debe ejercer sobre el Gobierno francés una presión "clara y contundente" para que mejore la RN-134.

El "abandono y descuido en su mantenimiento" esta acarreando un gran coste económico al sector del transporte y perjudicando a la economía y al turismo en Aragón.

Así se ha expresado Callizo tras conocer el desprendimiento de rocas que se ha producido este fin de semana muy cerca de la boca francesa del Túnel del Somport, que ha obligado a cerrar por completo al tráfico este paso fronterizo.

Desde el pasado 15 de abril existían restricciones para camiones y autobuses por las obras de mejora que se están llevando a cabo en la carretera RN 134, pero ahora el cierre se ha hecho extensivo a todo tipo de vehículos sin saber cuando podrá abrirse de nuevo.

En su opinión, "esto es más de lo mismo, tenemos un claro problema, es una carretera que se ha abandonado y descuidado de su mantenimiento históricamente y desde luego también se ha descuidado acondicionarla a los tiempos actuales y el que sucedan estas cosas no es de extrañar, sino todo lo contrario".

Ha reprochado que "el gobierno francés no está tomando cartas en el asunto, como debería hacerlo, pese a las distintas presiones que ha habido en todo momento desde el Gobierno autonómico, Delegación del Gobierno en Aragón o Subdelegación del Gobierno en Huesca, que han estado en contacto con Francia desde el 15 de abril en reuniones que se plantean soluciones pero luego no se cumplen".

El responsable de la CREA ha recordado que "hace cuatro días teníamos la noticia de que a partir de agosto se abriría la circulación para camiones con paso alternativo. Este fin de semana nos encontramos con un nuevo desprendimiento, Francia no se lo toma con la seriedad que debiera".

Por ello, ha considerado que "Bruselas debería tomar el timón porque se trata de un eje de comunicaciones europeo y, por lo tanto, se debe cumplir en el lado español y también en la parte francesa para que las carreteras estén en condiciones".

Ha agregado que "lo que no puede ser es que un eje europeo esté desde abril sin posibilidad de paso para vehículos pesados; estamos hablado de un eje europeo. Bruselas debe ejercer una presión clara sobre el Gobierno galo para que adecue esta vía e inicie las obras necesarias para tener una carretera de acuerdo a las necesidades del siglo XXI porque hay tramos que. desde el siglo XIX no han tenido prácticamente variación y esto es algo preocupante".

Graves consecuencias

El presidente de la Asociación de Transportes de Mercancías de la provincia de Huesca ha explicado que esta situación "afecta de una forma tremenda, con unas graves consecuencias económicas, ya que un desplazamiento a Pau lleva un incremento de 270 ó 280 kilómetros, según se vaya por la Junquera o por Irún, porque además el Portalet no reúne las condiciones".

Fernando Callizo ha aseverado que el cierre del túnel del Somport "provoca un coste económico tremendo para el sector del transporte que es el primer sector perjudicado, pero la economía de la provincia y del resto de Aragón sufre también las consecuencias".

Consulta aquí más noticias de Huesca.