Dos pescadores austriacos han capturado un siluro albino en Mequinenza, de 2,39 metros de longitud y 87 kilos de peso. La captura del ejemplar se ha producido en la desembocadura del río Segre en el Ebro, en la cola del embalse de Riba-roja, bajo el puente del Segre.

Lo excepcional, a parte del tamaño del animal y su peso, es su color blanquecino, algo poco habitual en siluros, según han informado fuentes del Consistorio de Mequinenza.

Erick Kainrath y Kraus Friedrich llevan desde 2001 practicando la pesca en Mequinenza al menos una vez al año. En esos trece años nunca habían capturado un ejemplar de esas dimensiones y mucho menos albino. Una vez pesado y fotografiado el curioso ejemplar ha sido devuelto al río.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.