Facua ha valorado este lunes que una usuaria no haya tenido que devolver 2.000 euros otorgados a través de un programa de la Consejería de Empleo que recoge situaciones de dependencia, tras recibir una ayuda para la contratación de una persona que cuidada de su madre en Sevilla y fallecer ésta a los siete meses, no cumpliendo con el periodo mínimo exigido de tres años de contratación.

Según explica Facua en una nota, la usuaria solicitó una ayuda para atender a su madre con alzheimer y un 99 por ciento de discapacidad. El Servicio Andaluz de Empleo (SAE) le concedió 6.000 euros para la contratación de una persona que atendiera a la enferma; sin embargo la madre de la afectada murió unos meses después de que se adjudicara la subvención. Por este motivo, sólo recibió 2.000 euros que la administración reclamó junto a los intereses, en total 2.582,52 euros.

La Dirección Provincial del Servicio Andaluz de Empleo notificó una resolución en la que exigía a la fallecida la devolución de la subvención concedida porque la trabajadora que tenía contratada no cumplió el periodo mínimo de tres años de duración establecido para la ayuda.

Tras las gestiones de la asociación, el Servicio Andaluz de Empleo en Sevilla determinó que quedaba acreditado que la beneficiaria había fallecido y había contado con una persona contratada para su atención, aunque no hubiese cumplido los tres años mínimos a causa de fuerza mayor.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.