Los grupos de la oposición han exigido la comparecencia del presidente de las Corts, Juan Cotino, y su dimisión con motivo de las conversaciones grabadas por la Policía dentro del 'caso Brugal' en las que se relaciona su nombre.

De esta manera, el portavoz de Bienestar Social del grupo socialista, José Manuel Sánchez, ha instado al presidente de las Corts a poner su cargo a disposición del Consell "por el bien de la Generalitat" y ha calificado de "lamentable" que Cotino "vuelva a aparecer como puerta de entrada de escándalos de corrupción en las instituciones"

Sánchez, en un comunicado, ha pedido la comparecencia urgente de Juan Cotino en una comisión especial de investigación en las Corts para que "aclare su relación con la trama corrupta Brugal tras hacerse público que dio de nuevo un trato de favor a las empresas ligadas a su familia facilitando los conciertos en las residencias de la tercera edad de las que son accionistas".

"Las conversaciones interceptadas por la policía entre el empresario Enrique Ortiz y el presidente de Gerocentros dentro de la investigación sobre el caso Brugal han vuelto lamentablemente a dar la razón al grupo socialista, que lleva meses denunciando la implicación del que es el máximo representante de las Cortes en numerosas tramas corrupta", ha señalado.

A su juicio, la situación de Cotino es ya "insostenible", después de que en una semana "se haya destapado y, como consecuencias de las mismas conversaciones su relación con la trama corrupta de Vaersa y de Brugal a lo que hay que unir otras causas abiertas como la gestión del accidente de metro o su implicación en las irregularidades que envuelven la visita del Papa a Valencia dentro de la trama Gürtel".

Por ello, ha afirmado que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "no puede permitir que Cotino esté salpicado constantemente en diversas tramas de corrupción porque esa no puede ser la persona que representa a todos los valencianos", y lo que debe hacer es "abandonar" su escaño, ha apuntado

Proposición no de ley

Por su parte, la portavoz de EUPV, Marga Sanz, ha enviado la proposición no de ley que reclama la dimisión de Cotino, a todos los grupos parlamentarios de la cámara autonómica, incluido el PP, para pedir apoyo para que se debata en el pleno extraordinario de las Corts.

La proposición no de ley es de "tramitación inmediata" y exige la dimisión de Cotino, recordando los "numerosos casos de corrupción en los que está implicado". Así, señala su "papel como conseguidor de negocios para la empresa de su familia y para otras, en la turbia organización de la visita del Papa, en la trama Gürtel, en el saqueo en la depuradora de Valencia, en los pagos en negro a Bárcenas, en el intento de compra de voluntades de familiares de víctimas del accidente de Metro o en el trato de favor a residencias de la tercera edad de su familia".

"INEXPLICABLE"

Por su parte, la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, ha señalado que la cuestión de fondo de las escuchas telefónicas al empresario Enrique Ortiz "es algo que se viene conociendo desde hace tiempo, lo que pasa que ahora de una manera muy descarnada se están escuchando las conversaciones de aquellos que tenían los teléfonos pinchados por orden judicial y evidencian al detalle hasta qué punto la trama de la familia Cotino saqueaba las arcas públicas y hasta qué punto las decisiones se tomaban no en función del interés general sinó en función de unos intereses económicos muy concretos y particulares".

"Que Cotino siga siendo presidente de las Corts a estas alturas es una cosa inexplicable. En ningún país democrático estaría pasando esto" ha criticado Oltra, quien ha dicho, en relación a las declaraciones de Cotino este lunes que, "cuando alguien sale a decir que no va a dimitir es porque hay motivos para que dimita".

Respecto a las declaraciones del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, Oltra ha puesto de relieve que "es presidente de la Generalitat y además es Presidente del Partido Popular, que es el grupo mayoritario del parlamento valenciano, y que Fabra se limite a decir que él le acepta la dimisión a aquel que se quiere ir da una imagen deplorable y evidencia hasta qué punto es inútil en este momento como Presidente al frente de la institución y al frente de su partido".

"Si Fabra solo puede aceptar la dimisión de aquel que se quiere ir es que no es un presidente, es un registro que se limita a registrar las dimisiones".

Consulta aquí más noticias de Valencia.