El presidente del Principado, Javier Fernández, ha reconocido este lunes en Mieres que hay "errores" en la puesta en marcha de los nuevos hospitales de Asturias: tanto en el Hospital Central de Oviedo como en el Álvarez-Buylla. A renglón seguido, el máximo dirigente regional ha dejado claro que "los fallos de última hora son corregibles".

"Lo que no tendría remedio sería haber dejado a Mieres, a Aller, a Lena, a toda Asturias sin estos dos grandes centros de referencia", ha continuado el Presidente, durante un discurso ofrecido con motivo de la apertura del Ciclo de Conferencias 'Nuevas Tecnologías en los hospitales modernos'. Así, Javier Fernández también ha hecho referencia a la alta inversión que han supuesto las actuaciones, "superior a los 430 millones de euros".

En este punto, ha señalado que la construcción de los nuevos equipamientos "se basó en decisiones políticas". Unas decisiones que Fernández asume "plenamente". "¿Merecía la pena dedicar una inversión cuantiosa -se ha elevado a 57 millones- a edificar un nuevo hospital geográficamente próximo a Oviedo? No sé si unos años más tarde, con la crisis arrasándolo todo, se hubiera podido iniciar. Lo que les aseguro es que ésa fue una decisión que asumo plenamente", ha destacado.

El acto de apertura del ciclo de conferencias ha contado con la presencia de la presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada. La hullera pública ha respaldado el proyecto de geotermia con el que da suministro al Álvarez Buylla. "Es un proyecto innovador, en Europa hay muy pocos proyectos parecidos. En España es el segundo proyecto de mayor envergadura con estas características", han señalado técnicos de la hullera pública.

Consulta aquí más noticias de Asturias.