El director del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Ismael Sanz, ha asegurado que si España lograra 25 puntos más en el informe de evaluación internacional de rendimiento educativo PISA tendrían un efecto positivo del 0,47% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

Así lo ha manifestado durante la inauguración, junto con José Luis Gaviria, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, del encuentro 'Mejorando la Educación entre todos', que se celebra de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, en el que han explicado cómo funcionan las evaluaciones externas del rendimiento educativo y qué revelan sobre España.

Se han referido al Informe PISA (llevado a cabo por la OCDE) y al 'TIMSS&PIRLS' (de la IEA), y han señalado que ambos sitúan a nuestro país "en puestos similares", a pesar de estar orientados a estudiantes de edades diferentes.

Así, las dos evaluaciones colocan a España "cerca de la media" de los países evaluados y "muy por debajo" de líderes como Finlandia, China o Corea, con lo que nuestro país -han comentado- se sitúa "en el montón".

Por materias, han apuntado, la ciencia se mantiene como la que "mejor se nos da" a los españoles, seguida por la lectura y con las matemáticas "a la cola".

Ambos expertos han hecho hincapié en la importancia de mejorar el rendimiento en los centros educativos, y han apuntado a la "baja implicación familiar en el aprendizaje de los alumnos" como una de las causas de los "mejorables" resultados de España.

Un "punto a favor" de nuestro país es, según han contrastado, la "baja influencia" de la situación socioeconómica de las familias en los resultados académicos de los alumnos. Sobre los estudiantes, han señalado para finalizar que hay más "rezagados" que "excelentes", sin "grandes diferencias" entre centros públicos y privados.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.