Las pymes españolas destinan una media de 3.500 euros para comenzar a vender a través de Internet, lo que supone cinco veces menos respecto a la inversión de 19.000 euros necesaria el primer año para que el salto al comercio electrónico, según PortobelloInnova.

De acuerdo con el estudio de la consultora, el gasto medio de comienzo de un negocio 'online' en España es en este momento de entre 2.000 y 5.000 euros y "normalmente" se reduce a la creación de la tienda 'online', sin tener presupuesto para mejoras tecnológicas para fomentar la venta, ni para marketing 'online' que dé a conocer la marca.

La consultora tecnológica ha explicado que estos datos provienen de pymes con hasta 15 trabajadores que quieren vender 'online' como una alternativa a su venta tradicional y que ya poseen un catálogo propio de productos, por lo que no incluyen gastos societarios o de creación, mientras que quedan fuera del estudio las 'start-ups' enfocadas sólo a la venta por Internet.

Según esta consultora tecnológica, que estima en 18 meses el período de tiempo medio para recuperar la inversión, la diferencia entre lo que se invierte actualmente y lo aconsejable se debe a que la mayoría de las pymes se limitan a la creación de la tienda, "desatendiendo" las necesidades de crear y desarrollar una plataforma de gestión tecnológica específica para su negocio, y olvidándose de elaborar un plan de marketing y publicidad.

PortobelloInnova ha explicado que de los 19.000 euros de gasto necesario para lanzarse al ecommerce, 7.500 euros deben destinarse al diseño y programación de la plataforma web para vender profesionalmente, mientras que los 11.500 euros restantes se deben invertir en marketing online y publicidad.

Además, una vez consolidado el negocio, se debe dedicar el 2% de la facturación mensual a mantener e innovar sobre la plataforma tecnológica y el 5 por cienta en marketing y publicidad para seguir logrando beneficios.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.