El grupo cervecero Damm cerró 2013 con unos ingresos de 909 millones de euros, mientras que el beneficio neto alcanzó los 70 millones de euros, un 14,6% menos en comparación con los 82 millones de ganancias del año anterior a causa de la provisión por Pescanova, en la que se invirtieron 40 millones. "De no ser por Pescanova, hubiera sido un año récord", ha dicho el director general Jorge Villavecchia.

De hecho, el grupo cervecero prevé alcanzar una cifra de negocios de 1.000 millones de euros en 2014 gracias a los buenos resultados de la internacionalización de la compañía y a la recuperación del mercado español.

Así lo ha dicho este lunes en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas el presidente de Damm, Demetrio Carceller: "Queremos llegar a este objetivo porque creemos que es la Liga".

En 2013, Carceller avanzó que Damm daría el salto al mercado continuo cuando se alcanzaran los 1.000 millones de facturación, si bien este lunes ha desvinculado las dos circunstancias: "Continuo o no, ya veremos".

Carceller ha estado acompañado en la rueda de prensa por los directores generales Jorge Villavecchia y Enric Crous, quienes han destacado que el objetivo de la compañía es aumentar su presencia internacional, tras estar implantada en 85 países y conseguir que el 15% de la actividad proceda de fuera de España, un 18% más que en 2012.

De hecho, la compañía cerró el pasado ejercicio acuerdos con nuevos distribuidores en Canadá, con Moosehead, y en Rusia, con Moscow Brewing Company, para seguir avanzando en su proceso de internacionalización, y sus principales mercados son Reino Unido, donde cuenta con un equipo propio y las ventas se incrementaron un 41% el año pasado, y Estados Unidos, donde cuenta con 4.000 clientes activos.

En Portugal, el año pasado fue el primero completo de actividad tras la incorporación de Cintra y el acuerdo de distribución con Sumol+Compal, y la fábrica de Santarem ya está plenamente operativa y alcanza una capacidad de producción de 1,5 millones de hectolitros para trabajar cerveza y refrescos.

"de no ser por pescanova"

El grupo cervecero cerró 2013 con unos ingresos de 909 millones de euros, mientras que el beneficio neto alcanzó los 70 millones de euros, un 14,6% menos en comparación con los 82 millones de ganancias del año anterior a causa de la provisión por Pescanova, en la que se invirtieron 40 millones: "De no ser por Pescanova, hubiera sido un año récord", ha dicho Villavecchia.

En la última década, la compañía ha invertido 900 millones de euros, de los que 250 se han destinado a sus instalaciones en El Prat de Llobregat (Barcelona), y Carceller ha sostenido que se dan por concluidas las inversiones de incremento de capacidad.

Carceller se ha referido a las dos parcelas anexas a la planta de El Prat de 50.000 metros cuadrados de superficie adquiridas, y ha sostenido que es probable que empiecen a condicionarse en los próximos dos años para ampliar la capacidad de su factoría, algo que se podría adelantar al año que viene si la coyuntura del mercado lo permite.

El presidente de Damm también está interesado en entrar en el capital de empresas de alimentación de fuera de España, principalmente de la zona OCDE y economías desarrolladas.

Damm comercializa en España 8,2 millones de hectolitros de cerveza, y mantiene una cuota del 26% del mercado nacional, mientras que en el mercado de agua, que en España acumula siete años negativos, ha incrementado su cuota hasta el 7,3% con marcas como Veri y Liviana.

CACAOLAT

Sobre Cacaolat, la firma que Damm gestionar junto a Cobega, la catalana de batidos ha recuperado el liderazgo en Cataluña con una cuota del 40%, y tras facturar más de 45 millones en 2013 se prevé que la cifra negocios supere los 50 millones este año: "Cacaolat empieza a dar dinero, y todavía no hemos acabado de darle la vuelta", ha apuntado Carceller.

"Se ha hecho una reconversión absoluta con el cierre de las fábricas de Pujades (Barcelona) y Zaragoza para recuperar el liderazgo nacional en batidos", ha expuesto Villavecchia, que también ha destacado el rediseño de la gama Letona.

En cuanto a dividendos y retribución al accionista, Villavecchia ha destacado los 40,1 millones de euros correspondientes al ejercicio 2013 frente a los 38,9 del año anterior, un 3% más.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.