Un consumidor en el supermercado
Arrastrando la cesta de la compra por el supermercado. ARCHIVO

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desvelado que los compradores se guían sobre todo por el precio de los productos para elegir supermercado, en detrimento de otros parámetros como la calidad o la variedad.

La crisis económica ha hecho que muchos consumidores reduzcan su nivel de exigencia y valoren el precio por encima de otros factores, tal y como señala la última encuesta de satisfacción de la OCU, basada en las respuestas de unos 5.000 hogares.

Mercadona se convierte en el supermercado del 60% de las familias españolas Y es que algunos establecimientos de descuento como Aldi, Lidl y Día han aumentado su cuota de mercado, mientras Mercadona se convierte en el supermercado del 60% de las familias españolas.

No obstante, la OCU ha precisado en una nota que detecta un "menor entusiasmo" hacia esta cadena de supermercados por la falta de variedad de productos en sus lineales, ya que este parámetro también es importante para los compradores.

Prueba de ello es el liderazgo de establecimientos con precios más elevados como Bon Preu, El Corte Inglés e Hipercor, que se encuentran en los puestos más altos del ranking gracias a la "elevada calidad de los productos y la variedad que los consumidores encuentran en ellos", ha valorado la organización.

Lo que más valoran y lo más molesto

Precio, variedad, calidad, comodidad y cercanía son los principales elementos que los compradores tienen en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro supermercado, aunque también valoran la facilidad para devolver los productos, el sitio para aparcar o la posibilidad de hacer todas las compras en el mismo lugar.

La mayoría de los encuestados prefiere el comercio tradicional para la compra de productos frescos Por el contrario, lo que más molesta es la existencia de largas colas para pagar, la subida de precios o la escasa variedad de marcas en oferta.

El estudio revela que los ciudadanos se muestran cada vez más favorables a la posibilidad de comprar en domingos y festivos, sobre todo en Madrid, Baleares o Murcia, aunque el 47% de los encuestados descarta esta opción excepto en casos de urgencia, tal y como se detecta en Asturias, Navarra y Galicia.

Prefieren el comercio tradicional para los productos frescos

La OCU ha concluido con la caída de la cuota de mercado del comercio tradicional, pues ha perdido primacía en algunos terrenos como el pescado pero sigue siendo la opción preferida para la compra de productos frescos.

Así, el 58% de los encuestados acuden al horno para comprar pan, el 54% recurren a la frutería para comprar frutas y verduras y el 52% compra carne en la carnicería tradicional del barrio o en el mercado.