El sindicato de trabajadores de la enseñanza STECyL-i ha asegurado que el curso que acaba de finalizar ha estado marcado por las consecuencias de los recortes "cronificados", la atonía demográfica y la pérdida de alumnado extranjero y la "tensión" generada por la aprobación de la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Así lo ha afirmado el secretario general del sindicato en la Comunidad, Pedro Escolar, quien ha calificado el curso 2013-2014 de "extraordinariamente difícil" que ha tenido "más sombras que luces" y ha reclamado, entre otras cosas, que se dé un giro "de 180 grados" a la política de recortes para acabar con ellos y que se haga un esfuerzo de diálogo porque la educación "necesita un poco de tranquilidad".

Escolar ha realizado un balance de este curso, en el que "dentro de lo que cabe, la cosa no ha ido a peor" en algunos aspectos como los relacionados con los recortes, que se aproximan a los 450 millones en los últimos cursos, que han supuesto disminuciones de entre un 20 y un 25 por ciento.

Así, ha señalado que aunque se han "detenido" los recortes, no se ha recuperado la inversión, aunque sí la "curva descendente" de recursos destinados a la educación.

Entre algunos de los aspectos positivos del curso, Escolar ha destacado que frente a la pérdida de 1.200 profesores el pasado curso, en este se ha registrado un incremento de entre 60 y 100 y, aunque no se ha recuperado el empleo perdido, por lo menos se ha "cortado" una tendencia "desastrosa". A este respecto, ha recordado que se ha "congelado" desde hace años la oferta pública de empleo y en 2012 se ofertaron 170 plazas, cifra "ridícula", ya que en los últimos años se podían haber sacado entre 3.000 y 4.000 plazas, ya que el número de interinos se eleva a unos 5.000.

Además, ha señalado que los profesores han perdido el 20 por ciento de su poder adquisitivo, pero además tienen más carga de trabajo y las sustituciones se cubren con retrasos, a lo que hay que sumar la pérdida de partidas presupuestarias para ayudas al estudio o la rebaja a "mínimos" de otras como gastos de formación en los centros, ayudas o becas. Frente a ello, ha saludado que se hayan mantenido las becas universitarias de la Junta, algo más de tres millones de euros.

Medio rural

Otros detalles positivos de este curso pasan por haber conseguido modificar la orden referente al mantenimiento de las asignaturas vinculadas a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), que rebaja de siete a cinco la ratio para que estas materias se impartan en institutos de zonas rurales.

De la misma forma, considera positivo que se haya logrado retrasar la aplicación de la Lomce y que no haya cambios desde el primer momento "irreversibles", ya que se garantiza un currículum común e integral en Primaria en los dos próximos cursos de implantación y el proyecto de autonomía se pospone dos años.

Sin embargo, entre las "sombras" de este curso, Pedro Escolar ha señalado que aunque globalmente se haya ganado un "poquito" de alumnado, 647 más en régimen general de enseñanza, sobre todo en Formación Profesional, se observa una "atonía demográfica" y una salida de alumno inmigrante, ya que los extranjeros han bajado en 5.000 personas, frente a la tendencia "imparable" que se había registrado entre 2000 y 2010. "Se ha expulsado en tres años a cerca de 6.000 alumnos", ha señalado.

En cuanto a la "atonía demográfica", ha explicado que caen el número de alumnos en etapas tempranas, lo que se suma a la salida de jóvenes que ya están formados, lo que presenta un panorama "preocupante", por lo que ha reclamado a la Junta de Castilla y León políticas de inserción laboral, "echar la vista atrás" y ver los errores cometidos porque ante el envejecimiento de la población y la marca de jóvenes la escuela pública y concertada pierde alumnado.

A pesar de ello, también ha realizado "lecturas positivas" de la escolarización, ya que se observa una mejora de los resultados y de las tasas de abandono temprano, que bajan del 25 al 18 por ciento, y considera que la crisis ha ayudado porque ha puesto en evidencia que la sociedad y las familias tienen "hambre" de educación para superar la situación económica.

En este marco, ha señalado que gana peso el alumnado en los centros públicos de Castilla y León, al ganar 2.032 estudiantes frente a 1.385 que pierde la red privada. El incremento fundamental, ha apuntado Escolar, se registra en Formación Profesional, donde aumentan 1.800 alumnos en la red pública y algo más de 200 en la privada.

"tensión" con la lomce

Otra de las cuestiones que han marcado el curso son las "tensiones" provocadas por la aprobación de la Lomce y su aplicación, una ley que a juicio del sindicato nace con escaso presupuesto, sin diálogo, "precipitadamente" y que caerá "sobre las espaldas del profesorado", ya que no se puede preparar porque se aprueban ahora las normas que se aplicarán el próximo curso.

Escolar ha incidido en que no habrá "ni un euro" para Primaria, pero al menos se ha logrado el compromiso de que se mantendrá la plantilla, algo "de valorar", a pesar de que considera que es necesario incrementarla para mejorar la calidad.

Por otro lado, ha señalado que los 60 millones de euros que se contemplan son para algún aspecto de Secundaria y fundamentalmente para la Formación Profesional básica, que cree que está cogida "con alfileres" y, aunque la desea "larga vida", cree que hay que mejorar mucho el próximo año y que tendrá sentido siempre y cuando los alumnos puedan seguir estudiando después un Grado Medio.

En este sentido, Escolar ha pedido "amplitud de títulos", ya que se empieza con once de 21 posibles, y ha abogado por rebajar aún más las ratio, ya que aunque se mejoran hasta 20 alumnos las que establece el Ministerio, se podrían rebajar hasta 15.

Escolar ha advertido de que el sindicato mantendrá las movilizaciones frente a la Lomce, en contra de su segregación , la privatización, el abandono integral del currículum y las reválidas.

Por otro lado, el secretario general de STECyL-i ha reclamado un esfuerzo de diálogo y reflexión para dar estabilidad al sistema educativo aprovechando la cercanía de las elecciones y ha abogado por acordar una propuesta de mejora porque la Lomce es "una vuelta al pasado". Así, cree que hay oportunidad para el consenso y ha incidido en la posibilidad de que de los próximos comicios salga un "mapa político plural" que alimente esta posibilidad, tras lo que se ha preguntado por qué si son posibles los acuerdos en materia sanitaria y no en la educativa.

Pedro Escolar, además de pedir que se recuperen las inversiones, se mantenga una estabilidad legislativa y se vaya por la vía del diálogo y no por la de la imposición, ha pedido expresamente un mayor esfuerzo a la Junta de Castilla y León ante el incremento de la necesidad de ayudas en comedores escolares, que no se han recortado porque se ha destinado a ellas los fondos destinados para ayudas a alumnado transportado, que sí han disminuido. Las ayudas al cien por cien para comedores escolares han pasado de 3.200 en el curso 2008-2009 a 6.100 en el actual, ha incidido Escolar.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.