La provincia de Alicante "encabeza la reactivación o punto de inflexión" de la actividad inmobiliaria en la Comunitat Valenciana, con un incremento en los visados de obra nueva del 57,1 por ciento en 2013 y del 29 por ciento en el primer cuatrimestre de este año (de 746 a 961), frente a los descensos del 20,3 por ciento en Castellón (de 108 a 86) y del 5,5 por ciento en Valencia (de 306 a 289) registrados de enero a abril respecto al mismo periodo de 2013.

Así lo ha subrayado este lunes el director territorial de la zona Este de Tinsa, José Antonio López, en la presentación del informe Costa española 2014, que recoge una estabilización del precio e incluso "algún pequeño repunte" en el sur de Alicante, donde "se ven grúas empezando a trabajar" tanto por promociones en manos de entidades financieras como por parte de promotores que tenían suelo.

En cuanto al número de transacciones, destaca que "en 2013 caen en Valencia (-17,6%) y Castellón (-24,2%) y se mantienen en Alicante (-1,5%) gracias al mercado extranjero", que incrementó un 23 por ciento la compra de viviendas frente a la caída del 14 por ciento nacional.

En el primer trimestre de 2014, las transacciones inmobiliarias suben un 24 por ciento en Alicante, hasta 6.605 operaciones, un 43 por ciento en Castellón (1.233) y un 40 por ciento en Valencia (3.821) respecto al mismo periodo de 2013, aunque López insta a ver esos datos con "cautela" dado que "el primer trimestre de 2013 vino tras la terminación de los beneficios fiscales a la compraventa de vivienda". A su juicio, en el segundo trimestre "puede seguir una tendencia positiva, pero probablemente no en los mismos porcentajes".

En concreto, el 91 por ciento de esas transacciones corresponden a segunda vivienda, la mayoría apartamentos de dos habitaciones (73%), y entre los extranjeros destaca el comportamiento de los mercados británico (13%), ruso (11%), francés (9%) y belga (8%).

El representante de Tinsa mantiene que "2014 está siendo ese punto de inflexión", con "cierto cambio de tendencia y estabilización del mercado residencial, sobre todo en precio y en demanda, por las leves mejorías del mercado laboral, el apetito inversor sobre todo extranjero, el ajuste de precio de la vivienda, que supera el 50 por ciento en ciertos micromercados, la desaceleración de la devaluación del precio y la consolidación del sector financiero, con una bajada significativa de los tipos de interés y una mejora del ritmo de comercialización motivada por su política de descuento".

Precio cae 48,6%

En el primer trimestre

En la Comunitat, los precios han bajado un 48,6 por ciento en el primer trimestre respecto al punto álgido alcanzado en el tercer trimestre de 2007 y un 11,8 por ciento a nivel interanual, un 46,4 y un 11,2 en Castellón y un 43 y un 6,1 por ciento por ciento en Alicante. En el caso del suelo, se sitúa entre el 50 y 60 por ciento.

Por municipios, Puzol se sitúa como la localidad costera con mayor ajuste de precio, del 56,9 por ciento respecto a los niveles máximos y del 19,7 por ciento respecto al primer trimestre de 2013, seguida de Oropesa (-52,9% y -8,4%), Benicarló (-52,5% y -13,1%), Valencia capital (-51,5% y -14,2%), Peñíscola (-50,4% y -8,5%) y Pobla de Farnals (-50,1% respecto a máximos y -8,7% interanual).

Desde Tinsa subrayan que "continúa la estabilización de precios en el segundo trimestre" entre los municipios costeros y aseguran que "algunos micromercados ya han llegado al tope de bajada" e incluso "se pueden generar pequeños repuntes", sobre todo en sur de Alicante.

"queda margen" de abaratamiento en valencia y castellón

En Valencia y Castellón, consideran que "queda margen" de bajada y sitúan en 2015 el punto de inflexión, aunque remarcan que "hay muchas ofertas interesantes y puede ser momento de comprar".

En la zona de Sagunto y Alboraya, su red técnica sí que ha detectado una "paralización de la caída de precios" y "ligeras subidas" en algunos puntos concretos. "No estamos hablando de que ahora el mercado vaya a despegar, pero son destellos que pueden acabar indicando una tendencia que habrá que confirmar", precisan.

López vincula esos repuntes a "la eliminación del stock de inmuebles de entidades financieras y el intento del resto del mercado de adaptarse a la situación", especialmente en puntos "colapsados por productos de entidades financieras, que llegaron a rebajas muy extremas del 60 o el 70 por ciento, incluso por debajo de coste".

En cuanto a Valencia capital, augura que "este año puede iniciarse un repunte" de la demanda estructural de viviendas y que "empiece a florecer", en un contexto en que "no hay suficientes viviendas para la demanda estructural de Valencia capital y provincia".

Consulta aquí más noticias de Valencia.