La antigua Casa del Esclusero en la localidad palentina de Frómista, que se ha habilitado para ponerla a disposición de los ciudadanos, podrá albergar actos culturales y eventos sociales relacionados con el Canal de Castilla y funcionará como un punto de información turística para los peregrinos del Camino de Santiago y los visitantes al Canal.

El presidente de la Diputación, José María Hernández, se ha desplazado hoy lunes hasta la localidad para hacer el recorrido oficial del final de las obras, junto al alcalde de Frómista, Fernando Díez Mediavilla, y el presidente de la Confederación Hidrográfica el Duero, José Valín.

Así, han podido comprobar el final de las obras de rehabilitación de la antigua Casa del Esclusero, que se iniciaron en 2010 con la cubierta y que cuentan con la financiación de la Institución Provincial, aunque será el ayuntamiento el que gestione el espacio, su aprovechamiento y el servicio que debe prestar.

CASI 86.000 EUROS

Proyecto que se ha llevado a cabo por un importe de 85.984 euros, de los que la Diputación ha colaborado con 70.984 euros y el Ayuntamiento de Frómista con otros 15.000.

Las actuaciones se han basado en la construcción de nuevas cubiertas y acabados interiores y exteriores, las instalaciones básicas de saneamiento, fontanería, electricidad y calefacción.

Así, en el interior se ha creado un espacio diáfano, con una distribución imprescindible para albergar estancias de servicios, con la finalidad de aprovechar el mismo para realizar actos y eventos socio-culturales diversos (exposiciones, conferencias), así como servir de un espacio al servicio de las necesidades de Canal de Castilla.

Fue en el 2010, cuando la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) cedió el uso del inmueble al Ayuntamiento de Frómista que forma parte de los bienes que integran el Canal de Castilla, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico.

Consulta aquí más noticias de Palencia.