El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha vuelto a justificar este lunes la permanencia en el cargo del alcalde de Vimianzo (A Coruña), el nacionalista Manuel Antelo, alegando que su imputación no guarda relación con delitos de corrupción. "Somos honestos, pero lo que no somos es absolutamente gilipollas", ha sentenciado.

Preguntado al respecto en rueda de prensa, el líder del Bloque ha aseverado que su formación mantiene la "doctrina" de que todos los imputados en causas de corrupción deben abandonar sus puestos, pero no así quienes sean investigados por cuestiones relativas a su gestión, que tienen "todo el derecho del mundo a defenderse".

De este modo, tras apelar a que se debe "distinguir" entre los distintos tipos de imputación, ha denunciado que el PP está poniendo en marcha "una estrategia de acoso y derribo" con respecto a "algunos" alcaldes nacionalistas. En el caso concreto de Vimianzo, ha recordado que ya fue objeto de una moción de censura impulsada por los populares.

De hecho, ha sido la querella de los promotores de esta iniciativa para despojar a Antelo del bastón de mando —que fue declarada fallida por "irregularidades"— lo que ha motivado la imputación del primer edil vimiancés.

Dimisión en santiago

Al hilo de ello, ha sido preguntado sobre los motivos que le llevaron a pedir la dimisión de los siete ediles del PP de Santiago que finalmente fueron inhabilitados por la Justicia por prevaricación tras aprobar que el ayuntamiento costease la defensa del entonces concejal Adrián Varela.

Al respecto, Vence ha sostenido que el "sinfín de casos de corrupción" en que estaban inmersos los concejales del PP compostelano "requería una solución: la dimisión de todos los implicados".

Asimismo, ha subrayado que Adrián Varela estaba "acusado de corrupción y persecución laboral de militantes sindicales", de modo que su petición de dimisión de quienes aprobaron pagar su abogado partió también "de la causa que estaba detrás".

"Es una conjunción de casos de corrupción y una sucesión de escándalos que, desde nuestro punto de vista, obligaba a adoptar una decisión", ha remarcado, antes de apuntar que el BNG no va "pidiendo la dimisión de todos los alcaldes y concejales del PP porque alguien los lleven al juzgado por cosas que no tienen que ver con la corrupción".

En este sentido, el jefe de filas de la formación frentista ha asumido que "puede haber errores en la gestión o decisiones mal adoptadas" y que no por ello se debe pedir la dimisión de ningún cargo público. "No se puede confundir todo lo que va a los juzgados con corrupción", ha resuelto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.