El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño, Vicente Urquía, ha insistido esta mañana en que no tiene comunicación "oficial" de que esté siendo investigado por la Inspección de Trabajo, según publicó el pasado lunes, el diario 'ABC', por la contratación, a tiempo completo, del dirigente socialista por una empresa de montaje de escenarios y de luz y de sonido de Guadalajara. En estos momentos, el edil logroñés no trabaja para la compañía.

Urquía ha respondido de este modo a preguntas de los periodistas acerca de este asunto, en una comparecencia de prensa en la que ha presentado una moción para que el IRVI pague la tercera anualidad de la Hipoteca Joven.

El concejal socialista ha negado que firmara con la empresa como conductor, y que su contrato era de "ayudante de producción, con centro de trabajo en Logroño".

Urquía ha indicado que en la comunidad riojana "hay gente que sale de la política y encuentra otra puerta donde entrar, tal y como ocurrió en 2007 con concejales de este Ayuntamiento del PP, y algún cargo del Gobierno riojano, que encontraron cargos en empresas constructoras", y "yo cuando abandoné mi cargo político, hace dos años, acabé en el paro".

Ha apuntado que "ser concejal en activo, y ser un referente en activo del Partido Socialista, dificulta la condición de encontrar empleo". También ha lamentado que las empresas muchas veces prefieren no contratar políticos porque su asistencia a plenos o a comisiones les "dificulta su relación laboral". "A este paso los únicos que van a poder ser políticos serán los funcionarios, o algún autónomo con circunstancias especiales o empresarios".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.