La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas en Conil de la Frontera (Cádiz) como presuntos responsables de un delito de robo con violencia e intimidación cometido en un almacén de bebidas. Se da la circunstancia que uno de los ahora detenidos es el hijo del propietario del negocio, siendo quien habría facilitado a los atracadores la información para cometer el robo.

En una nota, la Benemérita detalla que los hechos tuvieron lugar cuando los agentes de Conil tuvieron conocimiento de la comisión de un robo en un almacén de bebidas alcohólicas. Según el propietario, mientras se encontraba haciendo la contabilidad de la empresa, irrumpieron dos encapuchados esgrimiendo un machete y un cuchillo de grandes dimensiones y le exigieron todo el dinero que había en ese momento en el negocio, llevándose además dos teléfonos móviles de la empresa.

Tras la correspondiente inspección ocular, las investigaciones se centraron en localizar testigos o imágenes que pudieran arrojar alguna pista sobre la identidad de los autores, contando con algunas declaraciones que situarían a otras dos personas en el lugar de los hechos, una en labores de vigilancia y otra en el turismo en el que posteriormente huyeron.

Ante la escasez de indicios que aportaran luz sobre lo sucedido, los agentes se centraron en la actividad de los terminales móviles sustraídos, para lo cual solicitaron de la autoridad judicial el correspondiente mandamiento que los amparase.

De esta manera, los guardias civiles identificaron a las personas que estarían detrás del robo, localizando el turismo de uno de ellos, el cual coincidía plenamente con el utilizado en la huida.

Con estos indicios, y tras la detención de los dos primeros, se localizó al tercero de los implicados, siendo detenidos los tres en la localidad de Barbate, donde residían todos.

Tras estas detenciones y las oportunas declaraciones de los implicados, se identificó al cuarto de los presuntos autores, el cual resultó ser la persona que realizaba las labores de vigilancia en el almacén, siendo el propio hijo del propietario, quien además tenía una orden de búsqueda y detención por hechos similares.

Los cuatro detenidos fueron puestos, en unión de las diligencias instruidas, a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de los de Chiclana de la Frontera.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.