El presidente de la Patronal del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco), Bernat Coll, ha asegurado que tanto las grandes superficies como el sector al que representa se han tenido que "autorregular" y empezar el periodo de rebajas este martes, 1 de julio, para evitar el "caos" que suponen su liberalización.

En declaraciones a Europa Press, Coll ha explicado que antes las rebajas suponían "un acontecimiento social" pero que desde que se desregularizaron en 2013 impera "la confusión" entre los clientes y los comerciantes porque no se sabe "ni cuando empiezan ni cuando acaban".

Debido a esto, Coll ha explicado que este año, a pesar de la norma que permite que cada comercio empiece el periodo de rebajas cuando quiera, entre la mayoría han acordado empezar este 1 de julio las rebajas, al ser una fecha tradicional ya implantada entre los ciudadanos.

Por su parte, el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Baleares (Afedeco), Pau Bellinfante, ha señalado, también en declaraciones a este medio, que desea que las rebajas vayan "bien" al comenzar "todos juntos" porque "las ventas de junio no han sido muy buenas".

Así, Bellinfante ha señalado que la "desregularización ha ido muy mal" ya que antes, cuando el periodo "estaba concentrado, la incidencia en las ventas era más positiva".

Respecto a las previsiones, Coll ha dicho que "son muy parecidas" a las del verano pasado y "no parece que vaya a haber una mejora" ya que a pesar de la percepción del auge de la actividad turística, "la gente viene con el dinero contado". "La recuperación económica, ha dicho, "aún no se ha notado en el bolsillo de los ciudadanos de Baleares". "Cuando se note, habrá más consumo", ha añadido al respecto.

Así, Coll ha aseverado que "lo importante es empezar prácticamente todos el mismo día" y que en este caso, "las rebajas van a ser interesantes para los clientes" porque "desde el primer día habrá descuentos de hasta el 40% y el 50%".