El PSOE de Extremadura ha reclamado este lunes que "cesen las injerencias políticas" en Caja Rural, donde tras la asamblea del pasado "ya han hablado quienes tenían que hablar", como son "sus socios, sus legítimos dueños, los cooperativistas" de la entidad.

La portavoz del PSOE de Extremadura, Isabel Gil Rosiña ha realizado este llamamiento en rueda de prensa en Mérida, después de que el pasado sábado en la asamblea de la Caja Rural de Extremadura, en la que el 91,42 por ciento de los 16.096 votos emitidos ratificó al Consejo Rector, mientras que el 92,58 por ciento respaldó a su director general, José Manuel Gómez Piélago.

"Han hablado quienes tenían que hablar, los únicos que tenían derecho a hablar sobre el presente y el futuro de la Caja Rural", ha señalado Gil Rosiña en alusión a los socios que votaron, y ha señalado que "ahora lo único que cabe en este nuevo tiempo para la Caja Rural es que cesen las injerencias políticas".

En su intervención, Gil Rosiña se ha dirigido especialmente al presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, y al diputado de IU Alejandro Nogales, para reclamar que "cesen las injerencias políticas, porque ya han hablado quienes tenían que hablar respecto del futuro y del presente del a Caja Rural".

Pide explicaciones a nogales

Por otra parte, la portavoz socialista ha reclamado al diputado de IU Alejandro Nogales que dé las "explicaciones necesarias" ante las informaciones que apuntan que no pagó un crédito que pidió en Caja Rural en 1995, ya que según ha apuntado, "un diputado no es un ciudadano cualquiera" sino que "ha de ser un ciudadano ejemplar".

En ese sentido, "cuando un diputado tiene conductas que no son ejemplares para el conjunto de la ciudadanía", pues "las explicaciones son obligadas", ha aseverado la portavoz socialista.

Gil Rosiña ha reiterado en la necesidad de que Alejandro Nogales de explicaciones sobre este caso, porque los diputados están "obligados a ser ejemplares para el conjunto de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.