El 41,7%de los vascos tiene problemas bucodentales, el 80,6% de los vascos acude sólo una vez al año para realizarse revisiones y el 26,4% lo hace únicamente cuando tiene algún problema de salud dental, mientras que el 58,3% considera que no suele tener ningún tipo de afección, según el estudio anual sobre Hábitos de Prevención e Higiene en España realizado por sexto año consecutivo por Vitaldent,.

El estudio, en el que en el que han participado más de 2.000 personas de toda España, refleja cómo cuida la población sus dientes y cuáles son sus hábitos de higiene bucal. El análisis indica que, a nivel estatal, los que menos se preocupan por prevenir posibles problemas bucodentales son los murcianos (60,0%) y valencianos (66,0%), seguidos de los navarros (66,7%). Los riojanos (91,7%) vuelven a ser por segundo año consecutivo quienes más acuden a revisiones cuando no están en tratamiento, seguidos de los asturianos (81,8%).

Las mujeres tienen mayor prevención, ya que el 74% de ellas acude alguna vez al dentista a realizarse revisiones a pesar de no tener ningún problema bucodental o estar sometidas a algún tratamiento, frente al 70% de los hombres.

Los ciudadanos mayores de 60 años, con un 68,5%, y los de entre 18 y 30 años, con un 68,1%, siguen siendo los que menos acuden al dentista de manera preventiva.

En 2014, el porcentaje de población vasca que considera que tiene problemas de salud dental ha aumentado hasta el 41,7% (frente al 24% de 2013). Este dato es 11 puntos superior a la media nacional, que se sitúa en el 30,1%.

Dividido por sexos a nivel nacional, el 78% de los hombres considera que no suele tener problemas de salud dental, frente al 65,7% de las mujeres que así lo afirma, disminuyendo el porcentaje de este colectivo con respecto al año anterior (71,2%).

El 80,6% de la población vasca acude al dentista una vez al año para hacerse revisiones, mientras que cada seis meses acude el 17,9% y cada tres años el 1,5% de la población.

A nivel estatal, el número de hombres (57,0%) que acude a revisión una vez al año es 7 puntos inferior al de mujeres (64,9%), un resultado que contrasta con el del año anterior en el que prácticamente estaban igualados (62,6% hombres, 61,6% mujeres).

El porcentaje de vascos que afirma acudir a realizarse una limpieza al año (63,5%) ha descendido levemente con respecto al año anterior (62,1%). La media nacional alcanza el 65,6%. Cada seis meses acude el 25,4% y una vez cada tres años lo hace el 11,1% de la población de la región.

Por comunidades, el porcentaje de encuestados riojanos (83,3%) y gallegos (82,6%) es el más alto ante la pregunta de si acuden de vez en cuando a realizarse una limpieza bucal. Los murcianos (56,4%) y canarios (65%) son el porcentaje más bajo, cuando en 2013 estos últimos se situaban los primeros con un 85,6%.

El porcentaje de población vasca que considera que acude un buen número de veces ha disminuido y el 27,5% asegura que debería ir más a menudo frente al 26,8% de la media del país. Por regiones, los cántabros se encuentran 100% satisfechos con sus visitas al dentista, aumentando 11 puntos su valoración con respecto al año anterior, mientras que los catalanes (66,9%) y valencianos (69,4%) son los menos satisfechos.

PRECIO

El principal motivo para no ir con más frecuencia al odontólogo sigue siendo el precio, de hecho el 50,5% de la población española así lo afirma, lo que supone 4 puntos más que hace un año (46%). Le siguen la espera a padecer más molestias con un 32,6%, tener más tiempo (18,1%), tener más capacidad económica (14,2%), perder el miedo (6,5%) y concienciarse de la necesidad de acudir (5,2%). Al igual que en el año anterior, aumentar los ingresos ha sido el motivo que más ha caído, de un 18,7% en 2013 a un 14,2% en 2014.

Por tramos de edad, el motivo del precio es el más dado por las personas de entre 46 y 64 años (54,2%), mientras que son las personas de entre 31 a 45 años (34,8%) las que necesitan esperar a tener más molestias para acudir al dentista con más frecuencia.

Según la encuesta, sólo el 60,4% de la población vasca afirma lavarse los dientes después de cada comida. La media nacional, todavía más baja, ha descendido con respecto al año anterior, alcanzando el 55,8%. El 36,3% de los vascos reconoce lavarse los dientes dos veces al día y el 2,2% sólo lo hace una vez. Un 1,1% de los encuestados afirma lavarse los dientes menos de una vez al día.

A nivel estatal, las mujeres tienen mejores hábitos, puesto que el 59,9% de ellas reconocen lavarse los dientes después de cada comida frente al 46,7% de los hombres. El 39,3% de los hombres y el 33,3% de las mujeres suelen hacerlo dos veces al día. El 1% de hombres reconoce no lavarse los dientes a diario, frente al 0,4% de las mujeres.

En cuanto a edades, los jóvenes de entre 18 y 30 años (60,2%) repiten como los que más se cepillan los dientes después de cada comida y los mayores de 60 años, como los que lo hacen con menor frecuencia (47,7%), aunque este dato ha mejorado con respecto al año pasado (51,3%).

Según el estudio, el 67% de los vascos afirma utilizar otros productos además del cepillo y la pasta para su higiene diaria. Por comunidades, son los castellano-manchegos los que más utilizan otro tipo de productos para su higiene diaria con un 72,9%, y en el polo opuesto se sitúan los baleares con un 53,3%.

A nivel nacional, el 67,3% de los españoles utiliza otros productos además del cepillo y la pasta para su higiene diaria. Así, el 86,5% afirma usar enjuague bucal, cuatro puntos más que en 2013. Sin embargo, ha disminuido el empleo de otros productos: el hilo dental lo utiliza el 18,7% frente al 23,1% de 2013; los cepillos interdentales el 6,3% frente al 9,8% y otros productos como el agua a presión lo emplea el 1,3% frente al 1,6%.

El uso del enjuague bucal ha aumentado tanto en hombres (88,5%) como mujeres (85,6%) con respecto a 2013, aunque siguen siendo estos los que suelen utilizarlo más; por tercer año consecutivo, el hilo dental lo emplean más las mujeres (20,0%) que los hombres (15,5%).

El 64,8% de la población vasca suele cambiar cada tres meses de cepillo de dientes, frente al 23,1% que lo hace cada 6 meses o el 11,0% que lo hace sólo una vez al año. El 1,1% de la población lo usa más de un año. Es decir, al 35,2% de la población vasca le dura el cepillo más de lo que recomienda el odontólogo, tres meses, lo que supone un empeoramiento con respecto al año anterior (33,3%).

A nivel estatal, las mujeres son las que cambian con mayor frecuencia su cepillo de dientes, ya que el 74,1% de ellas lo hace cada tres meses frente al 68% de los hombres. Estos datos son positivos si se tienen en cuenta los de años anteriores: 8 puntos más en las mujeres y 13 en los hombres. Por otra parte, y a diferencia de otros años, hombres (20,8%) y mujeres (20,3%) se equiparan en el cambio de cepillo cada seis meses. El 8,4% de los hombres lo cambian una vez al año o más.

La mayoría de los vascos, un 75,8%, asegura tener un buen color de dientes. De todos los encuestados, al 100% le disgusta no tener un buen color.

Miedo al dentista

El "miedo" al dentista continúa siendo un síntoma habitual entre la población vasca, ya que el 31,9% asegura padecerlo cuando va a consulta, frente al 30,1% de media nacional. Por origen, los murcianos (36,4%) y los madrileños (34,7%) son los que más sufren al acudir al dentista, frente a los navarros (16,7%) y los cántabros (22,7%) que son los que menos temor presentan.

El estudio revela que las mujeres españolas siguen temiendo más al dentista que los hombres, ya que el 32,5% de ellas afirma sentirlo, mientras que sólo lo padece un 24,7% de los hombres.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.