Los tres nuevos modelos de parquímetros inteligentes del Ayuntamiento de Madrid.
Los tres nuevos modelos de parquímetros inteligentes del Ayuntamiento de Madrid. Jorge París.

El Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) desaparece desde este martes de los cascos históricos de de Carabanchel, Fuencarral y Hortaleza.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha defendido siempre el sistema de los parquímetros ya que ha conseguido sacar del centro de la ciudad más de 300.000 coches al día y ha optimizado el uso del transporte público, como expuso semanas atrás.

Sobre el fin del SER en los cascos históricos fuera de la M-30, la regidora señaló que no son necesarios "como en el centro de la ciudad".

A partir de este martes el SER también se abonará teniendo en cuenta lo contaminante que sea el coche y la ocupación de la zona en la que se estacione, una introducción de criterios de sostenibilidad en la gestión del aparcamiento en superficie que convierten este proceso en algo "único en el mundo", como han destacado desde el Ayuntamiento de Madrid.

El pago del SER introduce por vez primera "criterios de sostenibilidad"Se trata del SER inteligente, que apuesta por el pago según la zona, el tipo de plaza, la fracción horaria, las emisiones de dióxido de nitrógeno (NOX) dependiente de la tecnología del automóvil y el nivel de ocupación del barrio donde se estacione.

Con la modificación de la ordenanza de Movilidad se amplía el tiempo que los no residentes pueden estar aparcados en plazas verdes, pasando de una a tres horas. En las azules el salto es de dos a cuatro horas.

Aparcamiento de hasta 12 horas

El nuevo modelo introduce más novedades, como la creación de un ámbito de Larga Estancia, con 1.354 plazas azules en el borde exterior de la almendra central, en las que se podrá estacionar hasta doce horas y con una tarifa reducida. Se repartirán entre las calles Ciudad de Plasencia (103 plazas), Cuesta de la Vega (80 plazas), Profesor Martín Almagro Basch (315), Paseo de Camoens y Valero (271), La Rosaleda (300), Paseo del Rey (211) y Francisco y Jacinto Alcántara (74 plazas), todas ellas en el distrito de Moncloa-Aravaca.

Otra de las grandes novedades es la creación de una nueva categoría de usuario para las empresas de carsharing, que dará luz verde a la posibilidad de estacionar en plazas de color azul sin limitación horaria y con una tarifa plana. Además, en las plazas azules próximas a los ámbitos sanitarios el importe de la tasa se reducirá a la mitad.

Ayuda a clientes con movilidad reducidaTambién se incorporan al SER algunos viales pendientes dentro del ámbito de la M-30. Igualmente, los conductores de eurotaxi podrán estacionar en el SER sin pagar y abandonar el vehículo para ayudar a sus clientes con movilidad reducida.

Asimismo, se introducen cambios para favorecer la flexibilidad entre los que tienen una plaza en aparcamiento para residentes, de modo que puedan disponer de una tarjeta del SER. De este modo, se elimina la incompatibilidad si se dispone de una plaza de aparcamiento en otro barrio, si los titulares son mayores de 70 años y si el vehículo asignado a la plaza de aparcamiento de residentes es una motocicleta.

El SER inteligente es posible de la mano de las nuevas tecnologías, que determinarán la tarifa a abonar en función de lo contaminante que sea el coche mediante la introducción de la matrícula en el parquímetro o apostando por el funcionamiento de estos dispositivos en red, para dar cuenta del grado de ocupación de una zona.

Fiesta para celebrarlo

De hecho, las bases de los parquímetros de Carabanchel han aparecido este domingo adronadas con caretas de Galardón para celebrar el fin de los mismos. Este lunes se celebrará una gran fiesta de despedida a las 20.00 horas en la Plaza Emperatriz convocada por las asociación de vecinos del distrito.

Consulta aquí más noticias de Madrid.