Andalucía es la comunidad autónoma en la que más ejecuciones hipotecarias se llevaron a cabo en los tres primeros meses de año, un total de 4.373, según la nueva estadística hecha pública este unes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala que por detrás de la región se sitúan Cataluña (3.993) y Comunidad Valenciana (2.726). En el lado opuesto se situaron La Rioja (37), Navarra (102) y País Vasco (122).

Sobre el total de fincas, Andalucía también encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 8.034, seguida también de Cataluña (5.792) y Comunidad Valenciana (4.282). A la cola volvieron a situarse La Rioja (144), Navarra (204) y País Vasco (244).

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2013 sobre el total de fincas, el 0,30 por ciento de las hipotecas constituidas en Andalucía han iniciado una ejecución hipotecaria en el primer trimestre de 2014.

En el conjunto de España el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 9.464 en el primer trimestre del año, cifra un 19,1 por ciento superior a la del trimestre anterior, pero un 4,2 por ciento inferior a la del periodo enero-marzo de 2013, según el INE.

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

Entre enero y marzo de este año se iniciaron 32.565 ejecuciones hipotecarias, un 10,4 por ciento más que en el cuarto trimestre del año pasado y un 19,5 por ciento más que en el primer trimestre de 2013. De esas 32.565 ejecuciones hipotecarias contabilizadas hasta marzo, 31.054 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 1.511 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas repuntaron un 10,5 por ciento en relación al trimestre anterior y un 19,6 por ciento respecto a un año atrás. Dentro de las fincas urbanas, 18.971 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que equivale al 58,3 por ciento del conjunto de ejecuciones hipotecarias del primer trimestre y que supone un 11,4% más en términos intertrimestrales y una subida anual del 8 por ciento.

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 12.120 en el primer trimestre, de las que 9.464 (el 78,1 por ciento) son viviendas habituales en propiedad y 2.656 no son residencia habitual de los propietarios. Estas últimas aumentaron un 20,6 por ciento en tasa intertrimestral, aunque descendieron un 1,4% en relación al primer trimestre de 2013.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 6.851 en el primer trimestre, un 0,4 por ciento menos que en el trimestre anterior y un 37 por ciento más que en el mismo trimestre de 2013.

Según el INE, del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas, ocho de cada diez (15.260) afectaron a viviendas usadas, con un crecimiento trimestral del 7,1 por ciento y un avance interanual del 3,4 por ciento. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 3.711, con subidas trimestrales e interanuales del 33,4 por ciento y del 31,6 por ciento, respectivamente.

De esta forma, según el INE, sólo el 0,052 por ciento de las viviendas familiares existentes en España (18.266.500) iniciaron una ejecución hipotecaria entre enero y marzo de este año.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.