Los Mossos d'Esquadra han identificado y detenido este lunes al joven que presuntamente el sábado agredió a un chico de origen asiático, un ataque que fue grabado en vídeo y colgado en YouTube por un amigo del agresor. La víctima, de Mongolia, presentó denuncia este domingo por la noche, según ha confirmado la policía catalana.

El joven informó del ataque a los vigilantes al llegar a Sant Coloma, donde viveEl jefe de la División de Transporte de los Mossos d'Esquadra, Joaquim Bayarri, ha revelado en una rueda de prensa esta tarde que el agresor es menor de edad, por lo que la Fiscalía de Menores ha asumido el caso. También ha explicado que está acusado de trato degradante y falta de lesiones igual que otras dos personas —una de ellas también podría ser menor—, a quienes se ha citado para declarar como coautoras.

Se trata de la persona que presuntamente grabó la agresión y la subió a Youtube —en Twitter afirmó ser el autor de la filmación y que el agresor era un "camarada ruso" antes borrar su cuenta— y otro amigo. En la grabación, se puede ver como un chico rubio con la cara pixelada increpa a un joven con rasgos asiáticos y comienza a darle puñetazos, hasta que otros pasajeros consiguen separar al agresor del joven, que sale del convoy en la siguiente estación, la de Fabra i Puig (L1) del Metro de Barcelona

La Fiscalía de Menores interrogará al detenido por ser menor de edadLa víctima, de 25 años, es vecino de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y el sábado cogió la L1 en la estación Urquinaona —dos paradas después de que subieran los agresores, que lo hicieron en Universitat— con destino a su municipio. Tras ser atacado, abandonó el vagón en la estación de Fabra i Puig y tomó otro tren en dirección a la parada de Fondo, donde avisó a los vigilantes de que había sido víctima de una agresión. El joven fue atendido en el Hospital del Esperit Sant de Santa Coloma de Gramenet por las contusiones que tenía en la casa y el cuerpo.

Al descubrir la agresión y ver las imágenes colgadas en Internet, los Mossos localizaron a la víctima y fueron a su casa en Santa Coloma, donde el joven, que habla castellano, les dijo que pensaba poner denuncia y le acompañaron hasta la comisaría del municipio para interponerla. Paralelamente, iniciaron las gestiones pertinentes para identificar tanto al agresor. Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) facilitó las imágenes de las cámaras de seguridad, tanto del interior del vagón como del recorrido que hicieron la víctima y el agresor.

Dos amigos suyos han sido imputados como coautores de la agresiónLa Fiscalía especializada contra delitos de odio y discriminación también prevé emprender las acciones penales correspondientes tras recibir y estudiar el atestado policial, las pruebas y autores, han explicado a fuentes judiciales. Sos Racisme-Catalunya también estudia plantearse y el Ayuntamiento de Barcelona ya ha anunciado que lo hará. El consistorio ha recordado a las víctimas de violencia o discriminación racista que tienen a su disposición un servicio jurídico y de mediación.

Ciutadans también ha condenado la agresión y se ha desmarcado negando que el agresor o su compañero sean "militantes o simpatizantes" del partido después de que se hayan divulgado unas fotografías en las que un joven, supuestamente uno de los dos, aparecía con el presidente de la formación, Albert Rivera, y el exdiputado Jordi Cañas. En cualquier caso, el secretario general de C's, Matías Alonso, ha asegurado que de ser así, supondría su "expulsión fulminante" del partido.

Otra imagen que ha circulado por Internet ha sido una que identifica al presunto agresor como uno de los participantes del Pilla-pilla, un grupo dedicado a acosar a homosexuales que fue desarticulado en diciembre por los Mossos. Bayarri ha indicado que los Mossos y la Fiscalía de investigarán si tiene vinculaciones con este grupo.

La importancia de los testigos

SOS Racisme-Catalunya ha condenado el ataque y ha considerado que este tipo de agresiones y subirlas a las redes sociales "son una muestra flagrante y explícita de la presencia del racismo violento" en la sociedad y su grado de normalización.

Es una muestra flagrante y explícita de la presencia de racismo violento en la sociedadEn un comunicado este lunes, SOS Racisme ha valorado positivamente la actuación de los Mossos d'Esquadra y de los responsables de Transports Metropolitans de Catalunya (TMB), pero también de los vecinos por su actuación dentro del vagón defendiendo a la víctima y su colaboración en las redes sociales para identificar a los autores.

Por eso, insisten en la importancia de los testimonios de las agresiones racistas, que son "una responsabilidad ciudadana y de solidaridad ante este tipo de situaciones".

En esta línea, Bayarri ha hecho un llamamiento a las personas que presenciaron los hechos para que se pongan en contacto con los Mossos para ofrecer su testimonio y aclarar lo ocurrido y los motivos de la agresión. En cualquier caso, ha agradecido la colaboración ciudadana porque ha facilitado la rápida identificación y la detención del agresor y sus acompañantes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.