El juicio contra el hombre acusado de abusar sexualmente a una menor de nueve años, a la que, presuntamente, quitó la ropa y tocó los genitales y el trasero con la excusa de darle un masaje en un pie, previsto para hoy lunes ha sido aplazado hasta el 29 de septiembre por encontrarse la niña fuera de España de vacaciones.

Fuentes de los juzgados han informado a Europa Press de que la menor se encuentra en Brasil de vacaciones por lo que la vista oral, que se iba a celebrar en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, ha tenido que ser retrasada y se celebrará en la nueva fecha señalada, a partir de las 9.30 horas.

Según el escrito de la Fiscalía, que solicita para el acusado la pena de tres años de cárcel, los hechos ocurrieron en abril de 2012 cuando el hombre recogió a la niña y la llevó a su domicilio para darle el desayuno antes de acompañarla al colegio, sustituyendo a su compañera, que se encargaba habitualmente de esta tarea.

Una vez en el domicilio, le hizo un masaje a la menor porque le dolía un pie. El acusado le quitó primero los pantalones, y le masajeó después los pies y las piernas.

Posteriormente, y según es escrito del Ministerio Fiscal, con la intención de satisfacer sus deseos lúbricos, le quitó las bragas, a pesar de que la niña manifestó que no quería hacerlo, y le tocó el trasero y los genitales.

Para el fiscal, estos hechos constituyen un delito de abuso sexual, por lo que interesa para el acusado pena de tres años de cárcel y prohibición de comunicarse con la menor y aproximarse a menos de 500 metros durante cuatro años. Asimismo, solicita al acusado una indemnización de 3.000 euros por daños morales para la menor.

La acusación particular solicita la misma pena de prisión, de tres años, para el acusado, mientras que su defensa pide la absolución al considerar que no son ciertos estos hechos, ya que el hombre -señala esta parte- se limitó a solucionar el problema muscular de la menor.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.