Las asambleas generales de BBK y Vital Kutxa respaldarán este lunes la conversión de ambas entidades financieras en fundaciones bancarias, después de que los Consejos de Administración dieran el primer paso en sus reuniones del pasado 12 de junio.

Días antes, un acuerdo entre PNV, PSE y PP había garantizado ya la viabilidad de este requisito exigido por la Ley de Cajas de Ahorro y Fundaciones bancarias del 27 de diciembre de 2013, y que también será respaldado por el sindicato mayoritario, CC.OO., tras asegurarse que las Cajas suscribirán un texto que asegure el "control social" de las futuras entidades y de Kutxabank.

EH Bildu, ELA y LAB ya han manifestado su oposición a lo que consideran el inicio de un proceso de "privatización" que hará perder el control público de la Cajas vascas.

Desde la coalición soberanista, las críticas han arreciado en la última semana. Sus portavoces han instado a paralizar la conversión en funciones por existir plazo hasta final de año, han criticado que no se haya "tenido en cuenta" sus propuesta y han afirmado que, de continuar adelante PNV, PP, PSE y CC.OO. incurrirán en una "corrupción legal".

Por ello, EH Bildu escenificará su malestar ante las sedes sociales de las BBK y Vital Kutxa con concentraciones durante la celebración de las asambleas que, en el caso de la entidad vizcaína, se iniciará a las cuatro de la tarde, y en el de la alavesa a las seis de la tarde.

Tras la aprobación de la transformación, las cajas deberán formalizar la inscripción en el registro de las nuevas fundación bancarias, que podría materializarse en el plazo de dos meses, aproximadamente.

A partir de ese momento, las fundaciones bancarias será regidas por patronatos integrados por 15 miembros, el 25% nombrados por las entidades fundadoras, y el 75% restantes "personas de contrastada experiencia profesional", del ámbito de las finanzas, economía y el mundo empresarial, así como de entidades de interés general comprometidas con el tejido social".

Segundas del estado

BBK y Kutxa serán las segundas Cajas del del Estado en cumplir el trámite exigido por la Ley de Cajas de Ahorro y Fundaciones bancarias, de 27 de diciembre de 2013, después de que La Caixa fuera la primera en hacerlo el pasado 22 de mayo.

En Kutxa, la caja guipuzcoana, el proceso de conversión en fundación se retrasará, debido a que EH Bildu mantiene una importante representación. Se prevé que, en este caso, el proceso se prolongue hasta el mes de noviembre.

En caso contrario, su transformación sería automática por ley y, posteriormente, el Gobierno vasco adoptaría una serie de medidas, entre ellas, la de nombrar una comisión gestora que llevara a cabo el proceso.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.