El consejo de administración de la constructora Sedes, de la que el Gobierno del Principado posee un 60 por ciento de las acciones, se reunirá este lunes en Oviedo a las 16.00 horas en un encuentro en el que se prevé que se analice las consecuencias de la sentencia del Tribunal superior de Justicia de Asturias (TSJA) que anuló el despido de 38 personas de la empresa.

El asunto ha sido protagonista a lo largo de la semana, con unos trabajadores que han celebrado la decisión judicial y que creen que ahora la compañía intentará negociar. Están decididos a solicitar la ejecución de la sentencia para reincorporarse.

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, respondió en el Parlamento a una cuestión planteada sobre este asunto por IU en la última sesión plenaria de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA). El dirigente asturiano dijo que fueron las pérdidas millonarias que acumula la constructora las que llevaron a extinguir los 38 contratos

Explicó que Sedes facturaba en 2009 casi 50 millones de euros, mientras que en 2012 y 2013 no consiguió contratar ninguna obra y actualmente tiene solamente una en activo. El año pasado acumuló 11 millones de pérdidas y 15 millones el anterior. "Dígame si podemos seguir así", preguntó Fernández a IU, al tiempo que señaló que la indemnización que se ofreció a los empleados incorporaba complementos y es superior a la que marca la ley.

Dos días antes, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se había pronunciado en similares términos en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Dijo que la sentencia no cambia la complicada situación de Sedes, sino que probablemente la agrave. Añadió que el ERE se debió a la drástica bajada de la actividad y que en la reunión de este lunes se tomarían las decisiones oportunas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.