El Ayuntamiento de Valladolid enviará este lunes a la Policía Judicial un nuevo informe sobre las actuaciones del hasta ahora jefe de mantenimiento, Luis Alberto Samaniego, quien habría adjudicado obras de pequeña cuantía por importe que podría superar los once millones de euros a empresas de su entorno, por lo que podría ser acusado de prevaricación.

Así lo anunció el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, tras presentar los conciertos que se desarrollarán en la Plaza Mayor de Valladolid durante las fiestas patronales, después del registro efectuado el jueves, por orden judicial a petición de la Fiscalía, del despacho del exjefe de mantenimiento, que se encontraba cerrado y con la llave en poder del secretario general, ya que era algo que se sabía días antes y la "orden", "como siempre", era ponerse a disposición de la Policía Judicial.

El primer edil recordó que las irregularidades han sido detectadas por el propio Ayuntamiento, que "no por la oposición", se han investigado "de forma reservada" y cuando se han confirmado se ha dado traslado a la Fiscalía "con el compromiso" de seguir investigando.

Por ello, indicó, se ha reforzado la intervención con dos técnicos ajenos al área de Urbanismo, dos técnicos aparejadores dado que hay que hacer valoraciones de las obras, y por ello aunque se sigue trabajando se enviará un nuevo informe a través de la Policía Judicial el próximo lunes para que dé traslado de ello al Juzgado.

Francisco Javier León de la Riva explicó que la "instrucción" dada es que se investiguen todas las actuaciones desde el día "de autos" hasta donde sea preciso y lo que pudiera parecer irregular se traslade a la Fiscalía, Policía Judicial o al propio Juzgado de Instrucción número 4, que se encarga del caso.

En este sentido, el alcalde aclaró que prefiere hacer las cosas "un poco más tranquilas" e investigar y así no decir cosas "a la ligera" como los responsables de la oposición, a los que se ha referido, quienes dijeron que una de las empresas tenía sede en un local municipal y no era así.

León de la Riva señaló que es un tema "muy delicado" y él no se instruye en "investigador, juez o fiscal" como otros —en referencia de nuevo a la oposición— y ha evitado referirse a posibles delitos y sólo a irregularidades porque ha reconocido que no está "cualificado" para ello.

Según establece la ley

Por otro lado, el primer edil aclaró que este tipo de contratos a los que se refieren las irregularidades no los supervisa cargo político alguno, sino que los sacan los técnicos y los resuelven ellos mismos "como marca la ley" y no hay expedientes de contratación, al tiempo que ha recordado que el funcionario en cuestión lleva en el Ayuntamiento desde 1975 y tenía "toda" su confianza.

En cuanto a la posibilidad de que las irregularidades pudieran conocerse por parte de otros funcionarios o en el ámbito municipal, León de la Riva recordó que el que tuviera conocimiento de ello tenía "obligación" de denunciarlo, como se ha hecho por parte del Consistorio una vez que el área de Patrimonio detectó contratos que salían "un poco de ojo" y la Intervención pidió datos mercantiles sobre las empresas y algunas coincidían en sede.

"A burro muerto, la cebada al rabo", ha dicho, tras lo que añadió que si había quien lo sabía tiene parte de responsabilidad.

En cualquier caso, reiteró que el Ayuntamiento se anticipará a la ley de transferencia y se controlarán "mucho más" los contratos tanto menores como mayores.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.