Cinco militares han muerto y al menos otros doce resultaron heridos en las últimas 24 horas en los combates con separatistas prorrusos en el este de Ucrania, informó este domingo el servicio de prensa de la "operación antiterrorista" lanzada por las autoridades de Kiev.

"Los guerrilleros dispararon con lanzaminas en varias ocasiones contra un puesto de control cerca de Slaviansk. Como resultado murieron tres militares y otros cuatro fueron heridos", dijo el portavoz de la operación, Alexéi Dmitrashkovski, al Canal 5.

Los combates se
han producido
con separatistas prorrusos en el
este del país
La misma fuente agregó que más tarde una columna de abastecimiento militar fue atacada en la región de Lugansk por un grupo de insurgentes que mataron a dos militares e hirieron a ocho.

Anteriormente, el coordinador del grupo ucraniano "Resistencia Informativa", Dmitri Timchuk, informó de que "en dos ocasiones fue ametrallado el aeródromo de Kramatorsk. El fuego se abrió desde el cementerio y la parte norte de la ciudad".

Nuevos ataques de los separatistas

Además, denunció nuevos ataques de los separatistas contra un puesto de control militar ubicado en el cruce de las carreteras de Slaviansk y Krasni Limán.

También "fue atacado con un lanzaminas un puesto de control del Ejército cerca del puesto fronterizo Biriukovo", escribió el activista, quien señaló que no hubo bajas mortales entre los militares.

El "ministro de Defensa" de la autoproclamada república popular de Donetsk, Ígor Strelkov, aseguró el pasado sábado que los separatistas no obedecerán el alto el fuego hasta que el Ejército se retire de sus posiciones actuales a una distancia de 10 kilómetros y dejen de traer armas y municiones a la zona de los combates.