PNV pide al Rey que reconozca el "carácter nacional" de Euskadi y Cataluña, como la Corona británica hace con Escocia

Mediavilla garantiza que el 'nuevo estatus' "también se ratificará en consulta popular, que nadie lo dude"
Koldo Mediavilla, PNV
Koldo Mediavilla, PNV
PNV

El responsable del Área Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, ha pedido a Felipe VI que reconozca el "carácter nacional" de Euskadi y Cataluña, como la Corona británica ha hecho con Escocia, y le ha censurado que hasta la fecha no haya "pasado de la España plural de coros y danzas". A su juicio, es preciso que la jefatura del Estado halle "un nuevo punto de convivencia" en el que vascos y catalanes se sientan "reconocidos y respetados".

Por otra parte, ha manifestado su convicción de que, al igual que en 1979 la ciudadanía vasca ratificó en referéndum "un marco jurídicopolítico de convivencia", el 'nuevo estatus' que propone su formación "también se ratificará en consulta popular". "Que nadie lo dude", ha dicho.

En una entrevista en la página web del PNV, recogida por Europa Press, Mediavilla ha recordado que el PNV "no es un partido monárquico", sino "una formación exclusivamente vasca", y ha insistido en que "con república o monarquía en España", reclama que la jefatura del Estado "sea útil y se atreva a afrontar los graves problemas que tiene encima de la mesa".

"Uno de ellos es encontrar un nuevo punto de convivencia en el que los vascos, y también los catalanes, nos sintamos reconocidos y respetados en el Estado. No vale decir que en España tienen cabida todos los que se sienten españoles. ¿Y los que no nos sentimos representados por esa nacionalidad? ¿Se nos reconoce nuestro derecho a la diferencia? ¿Se nos garantiza respeto a nuestra libre voluntad?", ha dicho.

A su juicio, la primera intervención de Felipe VI "no ha pasado de los tópicos y de las citas literarias. La España plural de coros y danzas". Por ello, ha preguntado si "está Felipe VI dispuesto a reconocer el carácter nacional de Euskadi y de Catalunya? Ésa es la pregunta que debe hacerse el nuevo rey español. El nacionalismo escocés no pone en cuestión la corona de Isabel II. Porque la corona reconoce la plurinacionalidad de su estado", ha manifestado.

AFORAMIENTO

Por otra parte, el representante de la dirección jeltzale ha considerado "inaudito" que el aforamiento de Don Juan Carlos se haya planteado "deprisa y corriendo, rompiendo cualquier procedimiento, de forma excepcional, incluyendo una enmienda en una ley en curso". "Es impresentable", ha censurado.

En su opinión, aunque se afirmó que la abdicación de anterior Rey fue una decisión "meditada y pactada" desde hace meses, "las prisas por aforar a Juan Carlos I dicen todo lo contrario".

"Yendo al fondo de la cuestión, los aforamientos se producen para garantizar la seguridad jurídica de un cargo público durante su mandato. Ni los expresidentes de gobierno, ni los exlehendakaris están aforados. ¿Por qué Juan Carlos I y su familia sí? ¿Acaso no fue él quien dijo que la justicia era igual para todos? ¿A qué tienen miedo para promover una medida como esta?", se ha preguntado.

Por esta causa, ha aclarado, "PNV ha votado 'no" al blindaje jurídico del exrey de España". "Si es honrado y honesto no debe temer nada, ¿no es cierto?", ha considerado.

PROCESAMIENTO

El dirigente jeltzale se ha referido también al procesamiento de la infanta Cristina por sendos delitos contra la Hacienda pública, algo que "resultaba ineludible tras la investigación llevada a cabo por el juez Castro" ya que, "a la vista de las pruebas practicadas, su no imputación habría sido un escándalo".

Para Mediavilla, "en el fondo del aforamiento que ahora se pretende para la familia real" reside "la necesidad de que no haya más jueces Castro con los que Juan Carlos I y su saga se puedan enfrentar" y que "en su caso, la justicia ordinaria no les toque y solo puedan rendir cuentas ante la justicia extraordinaria". "Un privilegio", ha dicho.

Además, ha considerado que tanto la abdicación de Juan Carlos I como "la rápida toma de posesión del nuevo rey", y "el consenso mayoritario exhibido por los partidos mayoritarios españoles", ponen en evidencia "que algo está pasando en el Estado".

"Está claro que las sucesivas crisis yuxtapuestas -financiera, económica, institucional y de encaje territorial- empujan a España a cambios profundos, quizá a un nuevo tiempo constituyente", ha sugerido.

Sin embargo, en su opinión, los "primeros indicios de cambio, nuevo rey incluido" no hacen que el PNV sea "optimista" respecto al "alcance" de ese cambio. "Más parece una operación cosmética y de estabilidad del sistema que otra cosa", ha opinado.

Para Koldo Mediavilla, la 'gran coalición' que aventuró Felipe González "ya ha tenido su primer episodio con el consenso entre socialistas y populares en el cambio de rey". "Mucho nos tememos que el resto de reformas vayan en la misma dirección. Giro de 360 grados para volver al mismo sitio", ha dicho.

'

Nuevo estatus'

Preguntado por la afirmación de que el PNV 'irá hasta el final' en la ponencia de autogobierno, ha explicado que cuando su formación manifestó su decisión de abrir una ponencia sobre autogobierno en el Parlamento Vasco, lo hizo convencidos de que, "con el final de la violencia, había llegado el momento de actualizar la voluntad de la ciudadanía vasca tras más de 30 años de Estatuto incumplido".

Ha insistido en que la formación jeltzale pretende que "toda la representación política de Euskadi, "habilitada ahora en el Parlamento", plantee "abiertamente" su proyecto "de convivencia político para un nuevo tiempo".

"Que cada cual exprese libremente su opción y que, a partir de ahí, seamos capaces de encontrar un mínimo común denominador que se plasme en texto legal y que después de ser aprobado en las instituciones sea refrendado por la ciudadanía", ha explicado.

Según Mediavilla, el PNV entiende "actualizar" como "poner al día la voluntad de la ciudadanía, reconocer y articular su derecho democrático a decidir". "Decidir cómo, dónde y con quién quiere vivir. Sin imposiciones de ningún tipo. Sin vetos".

Ha puntualizado que el derecho a decidir "no es una reivindicación de los nacionalistas, de los abertzales" sino "un principio democrático básico". Según ha dicho, el PNV busca "primero, un acuerdo interno, una consolidación de la paz y de la convivencia", y, "acto seguido", la ratificación de ese consenso "de forma directa por la ciudadanía".

"No contemplamos que nadie se oponga a este trayecto escrupulosamente democrático, si bien tampoco somos tan ingenuos como para pensar que este camino no estará lleno de dificultades. Queremos que se nos respete, respetando a los demás. Hacer un ejercicio responsable de soberanías compartidas. De ser tratados de igual a igual con procedimientos que garanticen la legitimidad de las partes", ha afirmado.

Mediavilla ha indicado que el "principio de la libre asociación" que "hoy parece muy moderno" es un concepto que "ya existía en el pasado a través del régimen foral" y en 1978 el PNV "intentó incluir en la Constitución" sin conseguirlo.

"Entonces se perdió una oportunidad histórica que ahora puede resarcirse. Derechos históricos actualizados. En el año 79, la ciudadanía vasca, en el ámbito de la Comunidad Autónoma Vasca, ya ratificó en referéndum un marco jurídicopolítico de convivencia llamado Estatuto. El nuevo estatus también se ratificará en consulta popular, que nadie lo dude", ha manifestado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento