Los veterinarios de Castilla-La Mancha han reclamado tanto a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales como a la Consejería de Agricultura que salga ya el nuevo Decreto de Inspecciones de Actividades Cinegéticas, que establece criterios uniformes que garantizan mejoras sustanciales en la labor inspectora y de seguimiento.

El Consejo Autonómico de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha, presidido por Luis Alberto García Alía y que agrupa a los cinco colegios profesionales de veterinaria de Castilla-La Mancha e integra en su seno a los presidentes y representantes de los mismos, se ha reunido este sábado en Trillo (Guadalajara), en uno de sus encuentros habituales desde su constitución en el año 2007.

Respecto a las Actividades Cinegéticas se ha remitido Comunicación a la Consejería de Agricultura en relación a observaciones al anteproyecto de la nueva Ley de Caza. También en cuanto a cuestiones relacionadas con Planes Técnicos de Caza, donde el veterinario tiene gran responsabilidad y decisión.

En cuanto a la Orden de 02/06/2014, de la Consejería de Agricultura, por la que se establece el Programa Zoosanitario Básico de Cánidos, Félidos y Hurones en Castilla-La Mancha, actualmente el colectivo se encuentra en proceso de adaptación de la base de datos a esta nueva disposición normativa, además de la leishmaniosis y la desparasitación. "El papel del veterinario es indiscutible en la prevención y lucha contra las zoonosis", han asegurado en un comunicado.

Otro punto que ha tratado este colecctivo es que con objeto de facilitar la gestión de las labores que se vienen realizando desde el Consejo Autonómico de Veterinarios de Castilla-La Mancha, se ha determinado que se realicen trabajos específicos en función de áreas concretas. Así se han definido distintas áreas de responsabilidad que son: económica, animales de compañía, animales de renta y medio ambiente, salud pública, comunicación y relaciones institucionales, asuntos taurinos, actividades cinegéticas y comisión deontológica.

El Consejo ha mostrado su agradecimiento al presidente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Guadalajara, Fernando Díaz, por haber acogido el encuentro en la localidad de Trillo y por su disposición.