El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado su deseo pero también su convencimiento de que la infanta Cristina demostrará su inocencia en el 'caso Nóos', proceso que se sigue contra ella en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma por blanqueo y fraude fiscal.  

"Ese es mi deseo y mi convicción", ha dicho el presidente preguntado en rueda de prensa en Bruselas tras participar en una reunión del Consejo Europeo.

El presidente ya expresó a comienzos de año su confianza en la inocencia de la Infanta y en que le iría "bien" en todo el proceso judicial. Hoy ha mantenido el mismo convencimiento, pese a que el juez ha puesto fin a la instrucción y ha decidido mantener imputada a doña Cristina.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha puesto acordó la imputación por presunto blanqueo de capitales y como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales. El juez abre así la vía para que la Duquesa de Palma pueda sentarse en el banquillo de los acusados.

Así lo decretó el miércoles mediante un auto, conocido como pase a procedimiento abreviado, en el que también da el primer paso para que Iñaki Urdangarin sea juzgado.

Pide a Mas un esfuerzo de sensatez

Por otra parte,Rajoy ha pedido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, "un esfuerzo para situarse en un espacio de sentido común y de sensatez" y ha reiterado su disposición al diálogo, pero dejando claro que no permitirá un referéndum sobre el futuro de Cataluña.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que no desea generar en este asunto más problemas de los que ya hay, y ha recalcado que no puede aceptar que se someta a referéndum la existencia de España.