El vecino de Ayamonte (Huelva) que fue detenido y puesto en libertad este miércoles, tras pasar a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción número 5 de la localidad como imputado por un delito contra la libertad sexual de tres niñas, ha vuelto a ser detenido por presuntamente quebrantar la orden de alejamiento de 150 metros impuesta por el juez.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, por este supuesto quebrantamiento, alertado por llamadas a la Guardia Civil de los familiares de las menores, que pertenecen a su ámbito familiar, ya ha sido puesto en libertad de nuevo.

Este hombre no cuenta con antecedentes penales y el juzgado no ha considerado necesario pedir su ingreso en prisión por estos hechos relacionados con estas menores, no obstante ha comenzado una investigación.

Consulta aquí más noticias de Huelva.