Philip Norman
Philip Norman EFE

El periodista británico Philip Norman ha afirmado durante la presentación de la voluminosa biografía no autorizada de Mick Jagger que el líder de los Rolling Stones sólo siente "adoración por sí mismo", aunque amigos comunes le dicen que el "auténtico" es un hombre "educado y amable".

Publicado por Anagrama y después del concierto en Madrid del mítico grupo, llega ahora a España Mick Jagger, un libro que aborda la trayectoria vital del cantante y analiza su personalidad y cómo se ha convertido en un icono del siglo XX, después de estar cinco décadas la mítica formación sin bajar de los escenarios.

Norman hizo su primera entrevista a Jagger cuando apenas tenía 22 años Norman, que hizo su primera entrevista a Jagger cuando apenas contaba 22 años en la fría escalera de la parte trasera de un teatro en 1965, ha comentado que desde entonces ha sentido interés por el personaje, con el que se ha vuelto a cruzar en otras ocasiones, aunque este nunca se ha prestado a conversar en profundidad porque dice "no tener memoria".

Para el biógrafo, hablar con él "es hacerlo como con la Reina de Inglaterra" e, igual que ella, "él tampoco responde a la letra impresa", por lo que desconoce si ha leído el libro y le ha gustado, a diferencia de lo que le ocurrió con una anterior biografía de Elton John, quien incluso le invitó a su casa para tomar el té.

Philip Norman, también autor de una biografía sobre los Beatles, sostiene que mientras que en John Lennon todo es real "por loco que fuera", sentido y sincero, en el caso de Jagger "todo es falso, como un acto de contrabando, aunque lo bueno es que es tan interesante lo falso como lo genuino".

"Es muy irónico -ha proseguido Norman- que los Beatles se consideraran en ese momento un ejemplo de pureza, mientras se veía a los Stones como un grupo sórdido, depravado y decadente, porque no lo eran. Fue Oldham quien los convirtió en una especie de enemigo público".

Hijo de un profesor de gimnasia y una vendedora de productos Avon, el líder de los Rolling tuvo una infancia feliz, a pesar de que no era el favorito de su madre, la mujer, según su biógrafo, que más le ha marcado.

Obsesionado por el dinero y el sexo, en el libro se remarca que Jagger fue el pionero en convertirse en "una especie de director general de un grupo de música" y en "empezar a vender con mucha determinación lo que representaban", a la vez que "es quien inicia el patrocinio comercial de las bandas, empezando a hacer caja de forma descomunal".

Personaje que no pasa de moda y que es también "cool" para la generación más joven, el escritor británico cree que Jagger, aunque cuenta "con una voz ridícula", es un gran músico, autor de canciones increíbles y un padre excelente de sus muchos hijos.