Un hombre de nacionalidad española que se encontraba en Argentina tratando de recuperar a su hija de 6 años fue asesinado a tiros en la localidad de Comodoro Rivadavia, en el sur del país, confirmaron fuentes oficiales.

La Justicia argentina ha llevado a cabo la autopsia del ciudadano español muerto el pasado miércoles y tomado declaración a su pareja, único testigo del crimen, por el que de momento no hay detenidos, informaron este viernes fuentes judiciales.

La víctima era de Fuengirola (Málaga) La autopsia realizada al cuerpo de Domingo Expósito Moreno, de 32 años, confirma que murió en el acto de tres disparos realizados con un arma de fuego, efectuados a corta distancia, que impactaron en el cuello y la espalda.

El suceso se produjo cerca de las 23:00 hora local del pasado miércoles (2:00 GMT del jueves) en el barrio 9 de Julio, en la periferia de la ciudad de Comodoro Rivadavia, 1.500 kilómetros al sur de Buenos Aires, en la provincia de Chubut.

En el momento del suceso, la víctima, natural de Fuengirola, en la provincia de Málaga, en el sur de España, se encontraba con su pareja, Carolina Gayá, y el hijo de ésta, de 4 años, según confirmó el fiscal jefe de Comodoro Rivadavia, Marcelo Cretton.

Sin detenidos por el momento

El hecho ocurrió cuando la pareja llegaba en su automóvil a la casa donde vivían desde hace dos años en Comodoro Rivadavia, donde Expósito se instaló para estar cerca de su hija y avanzar en el proceso judicial para reclamar su custodia.

El único testigo es su pareja, la cual se encontraba con él en el momento del suceso Gayá declaró ante la Justicia haber visto cerca de la casa aparcado, pero con el motor en marcha, un automóvil Gol, marrón, del que descendió el conductor, encapuchado, y, sin mediar palabra, disparó a quemarropa contra Expósito Moreno.

"Inmediatamente el agresor se retira en el auto. Por lo que la testigo manifiesta, al auto lo habría visto en varias situaciones cercano al domicilio de la madre de la hija de Expósito", refirió el fiscal, quien confirmó que no hay ningún otro testigo del crimen.

Cretton dijo que ahora se investiga el móvil del crimen, por el que de momento no hay ningún detenido ni tampoco se ha tomado declaración a otras personas.

"Hay que ver en qué condiciones va a quedar la madre de la menor. Es una situación que es materia de investigación. Estamos haciendo todas las averiguaciones con los antecedentes del juzgado de familia (a cargo del litigio por la niña) y el teléfono móvil de la víctima, que está siendo peritado", indicó el fiscal.

"Tirantez" con su expareja

Según Cretton, la testigo se refirió en su declaración a "la tirantez" entre la víctima y la madre de la niña, identificada como Nadia Quesle por medios locales.

"Manifestó que tenían serios problemas cuando iban a la casa de la mamá. Inclusive manifestó que en una oportunidad lo habían invitado a pasar a la casa, pero él, por resquemor, no quiso pasar. Había un cierto temor", señaló el jefe de los fiscales de Comoro Rivadavia.

Expósito Moreno había logrado un permiso legal para viajar este lunes con la niña a España, para seguir con el trámite judicial para conseguir la custodia definitiva de la menor.

Según el fiscal, la entrega de la niña, de seis años, a su padre estaba prevista para el próximo domingo.

De acuerdo con Gayá, la madre de la niña también debía viajar a España, de donde había salido con la pequeña sin el permiso del padre tras separarse de Expósito en 2010.

Según medios locales, la víctima había denunciado en su cuenta de una conocida red social supuestas "amenazas" por parte del entorno de la "madre de la nena".