Piso en alquiler y venta
El cartel de una vivienda que se alquila o se vende. EP

El anteproyecto de la reforma fiscal promovida por el Gobierno fue presentado este lunes. En lo que afecta a la vivienda, el alquiler parece ser la víctima inmediata de las nuevas medidas. Alquilar piso sale perjudicado de la reforma fiscal y el sector ya ha puesto el grito en el cielo.

Hablan de fomentar el alquiler, pero a las primeras de cambio suben la presión fiscalLa reforma fiscal supone la eliminación a partir del 1 de enero de 2015 de las deducciones por alquiler de vivienda habitual. Eso sí, el nuevo sistema será transitorio (como las deducciones por compra) y mantendrá las ayudas para aquellos alquileres anteriores a enero del año que viene.

Además, las rentas exentas para los arrendadores se reducirán del 60% al 50% también a partir del 1 de enero. Se elimina además la exención del 100% en caso de tener inquilinos menores de 30 años.

Condena al sector y a miles de españoles, jóvenes o no

Las primeras reacciones en el sector no han sido precisamente favorables. En opinión del consejero delegado de Alquiler Seguro, Antonio Carroza, la eliminación de la deducción por alquiler de vivienda a partir de 2015 "condena al ostracismo de la economía sumergida" al sector del alquiler, un sector "que estaba creciendo".

Carroza asegura que las medidas adoptadas en relación a este sector son "un verdadero batacazo para el alquiler", y critica que los partidos políticos "siempre hablan de fomentar el alquiler, pero a las primeras de cambio han aumentado la presión fiscal".

Se desincentiva un mercado que ayudaría a miles de españoles a encontrar vivienda dignaAunque considera que estas medidas "son un paso atrás" para el sector y dejan a los jóvenes "en entredicho”, Carroza es optimista sobre el futuro del sector. "Todo lo que ha recorrido el alquiler lo ha conseguido sin ayudas políticas, el alquiler de viviendas seguirá su senda de crecimiento", concluye.

Pisos.com también se fija en la contradicción del Ejecutivo. “Nos tenía acostumbrados a un discurso donde el alquiler y la rehabilitación eran los únicos sectores inmobiliarios a los que se iban a destinar recursos públicos. La mayor presión fiscal que ahora introduce la reforma hace pensar que el arrendamiento ha dejado de recibir un trato de favor", sentencia.

Según este portal inmobiliario, "el objetivo recaudatorio del Ministerio de Hacienda es prioritario a la finalidad del de Fomento de hacer crecer el alquiler". Considera que las nuevas medidas “paralizan la salida al mercado de las casas vacías y reducen las opciones de los futuros inquilinos, sobre todo de los más jóvenes".

Finalmente, Fernando Encinar, de Idealista, asegura que reducir a la mitad la desgravación por alquilar una vivienda a menores de 30 años es una medida equivocada porque “ahora que el alquiler empieza cobrar sentido en España, el Gobierno desincentiva un mercado que podría ayudar a miles de españoles a encontrar una vivienda digna”.