Prorruso en Donetsk
Milicianos prorrusos mientras vigilan un puesto de control cerca de la localidad de Kalivka, próxima a Donetsk (Ucrania). EFE

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, expresó este viernes el "enérgico apoyo" de la Unión Europea (UE) al plan de paz para el este de Ucrania que tiene previsto anunciar este viernes el presidente de ese país, Petró Poroshenko.

"Es un acontecimiento que celebramos para rebajar la tensión de la situación" de la crisis ucraniana, dijo Barroso en una comparecencia ante la prensa.

El jefe del Ejecutivo comunitario dejó claro que la actual situación que vive esa región Ucraniana, donde se siguen produciendo víctimas mortales, es "simplemente inaceptable"

Se ha derramado demasiada sangre. La violencia tiene que parar (Barroso) "Se ha derramado demasiada sangre. La violencia tiene que parar. Los grupos armados tienen que desarmarse. El diálogo debe reemplazar a las armas", enfatizó.

"Todos apoyamos enérgicamente esta iniciativa, que espero que dé resultados muy pronto", agregó el político portugués.

Barroso aseguró que la UE y sus Estados miembros tendrán la ocasión de "discutir y evaluar" la implementación de ese plan la próxima semana en la cumbre prevista de líderes comunitarios los días 26 y 27 de junio.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo ucraniano, Pavló Klimkin, apoyaron este viernes también el plan para el arreglo del conflicto armado en el este de Ucrania propuesto por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, informó este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania.

"Las partes acordaron aunar los esfuerzos para el apoyo del plan de paz (...), particularmente, haciendo hincapié en un control eficaz de la frontera ucraniana", según el comunicado de la Cancillería ucraniana.

Además, Lavrov felicitó a Klimkin por su nombramiento después de que el anterior ministro de Exteriores, Andréi Deshitsa, fuera destituido tras un escándalo provocado por los insultos que profirió el pasado fin de semana contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

Plan de paz de Poroshenko

Poroshenko presentará este viernes su plan de paz para las regiones del sureste del país, donde los combates entre las tropas gubernamentales y las milicias prorrusas han dejado ya centenares de muertos.

Se enumeran medidas como garantías de seguridad para los participantes o la liberación de los rehenes  En la hoja, se enumeran medidas como garantías de seguridad para los participantes en eventuales negociaciones sobre el arreglo del conflicto, la liberación de los rehenes o el rechazo a la persecución judicial de los que depongan las armas.

Además, el documento incluye la apertura de corredores para una salida sin obstáculos de los combatientes, la desocupación de sedes de organismos estatales y la descentralización del poder en las regiones.

Hasta este jueves el plan presidencial constaba de 14 puntos a los que podrían añadirse "uno o dos más", según dijo la representante de Poroshenko, para el arreglo pacífico en las regiones surorientales de Donetsk y Lugansk, Irina Gueráschenko.

Los ministros de Exteriores de la UE también abordarán la situación en Ucrania en el Consejo que celebrarán el próximo lunes en Luxemburgo.

Muerte de cinco niños

El defensor de los derechos de la infancia de Rusia, Pavel Astakhov, ha denunciado este viernes la muerte de al menos cinco niños en las regiones del sureste de Ucrania, donde el Gobierno de Kiev ha lanzado una "operación antiterrorista" para sofocar la revuelta prorrusa.

"Pero creo que hay muchos más", ha dicho Astakhov a través de su cuenta oficial en la red social Instagram, según ha informado la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

"Todos ellos son víctimas inocentes de una política agresiva e inhumana de las autoridades ucranianas. Debe haber una salida a la situación actual", ha añadido.

Desde el inicio de la "operación antiterrorista", el pasado mes de abril, al menos 270 milicianos prorrusos y 124 uniformados ucranianos han muerto, de acuerdo con las cifras de Kiev.

Sanción económica de EE UU

Estados Unidos sancionó este viernes económicamente a siete líderes separatistas rusos y ucranianos por "amenazar la paz, seguridad, estabilidad, soberanía o integridad territorial de Ucrania", según anunció el Departamento del Tesoro.

Como resultado de estas medidas, los activos de los sancionados en jurisdicción estadounidense serán congelados y se prohibirán sus transacciones en Estados Unidos.

También han sido sancionados anteriormente decenas de líderes y empresarios, rusos y ucranianos Entre los sancionados se encuentra el jefe de la República de Donetsk, Andriy Purgin; el gobernador en funciones de la ciudad anexada de Sebastopol, Serguéi Menyailo, o el máximo dirigente de la autoproclamada república popular de Lugansk, Valeri Bolótov.

Asimismo, figuran el comandante de las llamadas "fuerzas armadas" de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Igor Strelkov; uno de los líderes de la autoproclamada "república popular de Donetsk" (este de Ucrania), Denís Pushilin, y el autoproclamado líder rebelde prorruso de la ciudad ucraniana de Slovyansk, Vyacheslav Ponomaryov, indicó el Tesoro en un comunicado.

Completa la lista Valeri Kaurov, que se describe como presidente de Novorossiya, nombre con el que era conocida la zona en el sureste rusoparlante de Ucrania en tiempos del Imperio Ruso zarista.

Estas personas se unen a las decenas de líderes y empresarios, rusos y ucranianos, que han sido sancionados con anterioridad por las autoridades estadounidenses por la anexión de Crimea a Rusia y la interferencia de Moscú en los asuntos de Ucrania.