El despacho del rey Felipe VI
 El rey Felipe VI, momentos antes de recibir en el Palacio de la Zarzuela al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primer despacho juntos. EFE/Sergio Barrenechea

El rey Felipe VI ha mantenido este viernes su primer despacho oficial con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Lo ha hecho en el que fue lugar de trabajo de su padre en Zarzuela, el rey Juan Carlos, y que ahora, a pesar de no haber trasladado su residencia allí, ha decidido aprovechar y adecuar a sus propias necesidades. Según las imágenes difundidas por la casa real, los cambios en la sala son evidentes.

Hace casi tres semanas el rey Juan Carlos se reunía con Rajoy para entregarle el documento en el que expresaba su deseo de abdicar. Una foto idéntica a la que este viernes se ha difundido de su hijo en el despacho. La mesa de trabajo, para empezar, cuenta con detalles diferentes.

Felipe VI ha sustituido los ejemplares de prensa que Juan Carlos tenía a su derecha —ABC, Time, The Economist— por documentos como el "programa de la familia real", papeles de museo naval y un teléfono móvil. También ha incluido un pisapapeles en forma de barco de papel, mientras que su padre tenía una colección entera; la Constitución no ha faltado en ninguna de las dos mesas (la de Juan Carlos era de 1981). La lámpara, dorada, es la misma.

Mientras Juan Carlos decidió que las fotos de familia permanecieran en las librerías que están a la izquierda de la mesa, Felipe VI ha optado por colocar dos retratos con sus hijas, incluida unas de las fotos inéditas que hace unos días difundió la casa real del padre con las niñas, tomada en 2012. Al lado, una reproducción de la Copa del Mundial de Fútbol de Sudáfrica; el rey Juan Carlos tenía en ese mismo lugar un reloj, bolígrafos y más pisapapeles.

El día en el que anunció su abdicación, el rey Juan Carlos colocó detrás de él dos fotografías: una junto a su hijo Don Felipe y la infanta Leonor y la segunda junto a su padre Don Juan.

Mantiene los mismos motivos náuticos que tenía su padre y los mismos volúmenes, aunque ha añadido un icono de una virgenEn las librerías, el rey Juan Carlos sí tenía muchas fotos familiares, de sus hijos —incluidos Elena y Jaime de Marichalar—, de los Príncipes de Asturias, de Torcuato Fernández Miranda y de su padre. Felipe VI ha colocado una imagen de sus padres, otra del rey Juan Carlos solo, una en la que están juntos y otra más con su familia. Mantiene, no obstante, los mismos motivos náuticos que tenía su padre y los mismos volúmenes, aunque ha añadido un icono de una virgen.

Detrás de la mesa, ha cambiado el cuadro que preside el despacho. Ahora es un cuadro de Carlos III pintado por Mengs; Juan Carlos I tenía un retrato del infante Don Felipe, futuro Duque de Parma, hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio, obra de Jean Ranc. Los sillones no parecen haber cambiado, aunque Juan Carlos sí tenía un cojín especial para la espalda. Detrás de Felipe VI, a la derecha, se puede observar un reproductor de audio digital.

El nuevo rey también ha colocado un ordenador portátil en el despacho; se ha retirado del mismo, según ABC, el cuadro El atleta cósmico de Dalí, que ha servido de fondo para numerosas audiencias.