El gobierno libio condena el "secuestro" de Abu Jatala
El ministro de Justicia de Libia, Salah al-Mirghani (d), y el viceministro de Asuntos Exteriores libio, Said el-Aswad (i), comparecen en una rueda de prensa. EFE

El Gobierno de Libia condenó este miércoles el "secuestro" en territorio libio por parte de fuerzas estadounidenses de Ahmed Abu Jatala, sospechoso del ataque contra el consulado de EE UU en la ciudad de Bengasi en septiembre de 2012. "El Gobierno libio condena esta agresión lamentable contra la soberanía libia, llevada a cabo sin previo aviso al Gobierno, en un momento en el que la ciudad de Bengasi sufre desórdenes de seguridad", dijo el Ejecutivo de Abdalá al Zani en un comunicado.

El Gobierno libio condena esta agresión lamentable contra la soberanía libia, llevada a cabo sin previo aviso  

Libia insistió además, en el comunicado, en su derecho a juzgar a Abu Jatala en su territorio y solicitó a Washington su entrega para que responda ante la justicia.

En unas declaraciones a los medios difundidas en la página oficial del Ejecutivo, el ministro de Justicia libio, Salah al Margani, aseguró que existía una orden de arresto contra Abu Jatala, pero que la situación de inseguridad reinante en Bengasi había impedido su ejecución.

Desde el pasado 16 de mayo, hombres armados dirigidos por el general retirado Jalifa Hafter se enfrentan a varias milicias islamistas en la ciudad, entre ellas Ansar al Sharia, a la que pertenece Abu Jatala, según las autoridades de Estados Unidos.

En una entrevista el pasado agosto después de que EE UU presentara sus primeros cargos penales contra Jatala, el líder salafí negó cualquier implicación en dicho ataque en el que murió el embajador Chris Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses.

Estados Unidos anunció el martes la captura de Abu Jatala en una operación secreta lanzada el pasado domingo por fuerzas especiales y miembros del FBI. Según el presidente de EE UU, Barack Obama, "todo el peso del sistema de justicia estadounidense" caerá sobre Jatala, al que describió como "uno de los supuestos cerebros" que planearon el ataque armado contra la misión diplomática en Bengasi.

Para Obama la captura de Jatala "manda un mensaje claro: que cuando se ataca a estadounidenses, no importa el tiempo que lleve, vamos a dar con los responsables y llevarlos ante la justicia".

El detenido se encuentra de camino a Estados Unidos, donde será formalmente acusado ante un tribunal de este país, como ya sucedió recientemente con Abu Anas al Libi, capturado en febrero en Trípoli y procesado en un tribunal de Nueva York por los atentados a las embajadas estadounidense en Kenia y Tanzania de 1998. Por su parte el Pentágono confirmó que la operación fue ejecutada unilateralmente "cerca de Bengasi" y agregó que no hubo víctimas civiles ni militares.