Los consejeros de Medio Ambiente de las comunidades de Madrid y Castilla y León, Borja Sarasola y Antonio Silván, han recordado que la actividad cinegética no entra dentro de los usos permitidos por la ley en los parques nacionales, entre ellos el de Guadarrama, donde solo se permite la caza para el control poblacional.

Así lo han recordado este miércoles en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) poco antes de inaugurar el XVIII Congreso Europarc-España que organizan el Organismo Autónomo Parques Nacionales y Europarc.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Madrid y actual presidente del Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ha subrayado en declaraciones recogidas por Europa Press que los parques nacionales tienen una normativa por la que hay que regirse y que, por tanto, hay que respetar la prohibición de la caza salvo por control de poblaciones, cuyo fin es mantener el equilibrio ecológico.

En el mismo sentido se ha manifestado su homólogo en Castilla y León, quien ha incidido en que la exclusión de la actividad cinegética está estudiada y debatida y hay por tanto que ser respetuosos con los planteamientos de conservación y los principios que el Organismo Autónomo Parques Nacionales tiene al respecto. "Debemos garantizar esa compatibilidad con todos los aprovechamiento tradicionales", ha apuntado Silván.

El presidente de Europarc-España, Carles Castell, ha indicado por su parte en que no existe una "receta" para conseguir conjugar conservación con usos tradicionales, ya que cada caso merece un análisis diferente.

No obstante, ha señalado que cada vez hay más conocimiento sobre la manera de compatibilizar ambos aspectos y ha recordado de cualquier forma que apenas existen espacios protegidos sin ningún aprovechamiento.

"Hay que ver qué intensidad de uso puede sostener un espacio sin que sus valores de conservación se deterioren y en sí mismo se pierda un recurso a largo plazo. No se deben confrontar desarrollo y conservación, pues no son dos caras de la misma moneda, son lo mismo", ha remarcado.

Para el presidente de Europarc-España, conservar significa que exista un desarrollo y que la sociedad local encuentre unos aprovechamientos que sean compatibles. Al mismo tiempo, ha señalado que no existe desarrollo sin conservación. "O conseguimos conjugarlo o vamos a perder tanto la batalla por la conservación como por el desarrollo sostenible", ha aseverado Castell, quien ha recalcado la necesidad de buscar un equilibrio.

La inauguración del XVIII Congreso Europarc-España ha contado entre otros con la asistencia de la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas; el director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, Basilio Rada, y el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, que ha actuado como anfitrión.

La nueva edición, en la que participan 160 congresistas, principalmente gestores y responsables de áreas protegidas, se celebrará hasta el día 21 en Valsaín con título 'Áreas protegidas, patrimonio global, beneficios locales'.

Europarc-España es el principal foro profesional de las áreas protegidas en el país. En él participan todas las administraciones ambientales con competentes en espacios naturales protegidos, incluyendo el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales.

Consulta aquí más noticias de Segovia.