Después de que la Junta de Andalucía autorizase la prórroga de 30 años solicitada por la compañía Sierra de Morón S.A. (Sidemosa), para continuar explotando como cantera las montañas de la sierra de Esparteros, en Morón de la Frontera (Sevilla), la plataforma ciudadana que defiende este espacio natural avisa de que las actuaciones de restauración comprometidas por la empresa son "ridículas" y las "explosiones" de la cantera perjudican a una colonia de buitres leonados y a la nidificación del águila perdicera.

En concreto, fue allá por 1985 cuando las autoridades aprobaron esta concesión administrativa para explotar cuatro cuadrículas mineras en este espacio de la Sierra de Esparteros, toda vez que en 1996, la superficie de la explotación fue ampliada a nueve cuadrículas mineras.

La solicitud de prórroga contaba con una declaración de impacto ambiental que declara "viable" la continuidad de las labores de extracción, estipulando eso sí toda una serie de condiciones. "El proyecto de prórroga supone una superficie de actuación superior a la del proyecto original (...), si bien las labores mineras proyectadas suponen una continuidad del mismo dentro del perímetro del Plan de Restauración aprobado en fecha 19 de octubre de 2002", figura en la declaración de impacto ambiental, recogida por Europa Press.

Prórroga autorizada

El pasado 19 de febrero, según la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo "dictó resolución favorable otorgando una prórroga del periodo de vigencia de la concesión de la explotación", extremo que despertó no pocas protestas entre los colectivos ecologistas. La consejera, en ese sentido, defendía que la concesión administrativa cuenta con "medidas compensatorias para la zona de monte".

Ahora, la plataforma ciudadana contraria a la cantera avisa de que unas fotografías reflejan que lo que la empresa concesionaria considera "la primera zona restaurada" de la cantera, ha sido objeto de unas actuaciones simplemente "ridículas". "No estamos ante una restauración seria, sino ante el resultado de un proyecto poco creíble, dotado de un presupuesto claramente insuficiente para restaurar una cantera de estas dimensiones y que en absoluto puede considerarse una auténtica restauración".

"EXPLOSIONES"

"Restaurar es una obligación de las empresas que hayan terminado la explotación de una cantera. Sin embargo, a pesar de que la empresa ha incumplido durante muchos años este compromiso, la Junta de Andalucía ha vuelto a aprobar la reapertura de la cantera para que pueda financiar el proyecto de restauración al que le obliga la ley y en el que debería haber invertido parte de los beneficios obtenidos en sus 50 años de explotación".

"Esta restauración simulada viene de la mano de una explotación muy real, con explosiones que están ocasionando un daño irreparable junto a la colonia de buitres leonados y en la zona de nidificación del águila perdicera", avisa además el colectivo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.