La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO ha anunciado que dirigirá un escrito a ADIF y al Ministerio de Fomento, para que garanticen el cumplimiento del plazo de ocho meses que han anunciado al Gobierno de Cantabria, para realizar las obras que permitan eliminar las limitaciones de velocidad establecidas en la vía de FEVE de la línea de Cabezón de la Sal a Santander.

Al término de la reunión que ha mantenido este miércoles el sindicato con el director general de Transportes y Comunicaciones, Fermín LLaguno, el portavoz del sector ferroviario de CCOO, Manuel Celis, ha afirmado que exigirá que se cumplan "escrupulosamente" los plazos porque "no se puede permitir, por más tiempo, los retrasos que se están produciendo por el mal estado del tramo entre Cabezón de la Sal y Puente San Miguel, un trayecto con riesgo de desprendimientos".

Ha añadido que, desde que ADIF incorporó 12 medidas de precaución, "que básicamente consisten en reducir la velocidad a 20 y 30 km/h", los horarios de los trenes "se incumplan todos los días", llegando en ocasiones hasta más de 30 minutos de retraso acumulado. "No creemos que la solución sea cambiar algunos horarios de los trenes que salen de Puente San Miguel, porque se quedan en un simple parche para intentar solucionar un gran problema", afirma.

Mantener todas las estaciones abiertas

En ese mismo escrito, CCOO también pedirá a ADIF "que no siga adelante con la decisión de eliminar los puestos de trabajo de la mayoría de estaciones, -según el sindicato sólo quedarían abiertas las de Santander, Barreda, Maliaño, Gama y Cabezón de la Sal-, porque, "además de destruir empleo, empeorará el servicio" que se da a los más de 3,5 millones de viajeros utilizan las cercanías de FEVE en Cantabria al año.

Para Celis, "la falta de personal en las estaciones repercutirá, tanto en la información y servicio a los viajeros, como en las ayudas de accesibilidad que este personal puede prestar al colectivo con movilidad reducida".

Por otro lado, en la reunión mantenida con la Dirección General de Transportes, se ha vuelto a tratar la construcción de "una vía de escape" para el puerto desde Maliaño, "no demasiado costosa que facilitaría la circulación, pondría en valor la terminal ferro-portuaria tan importante para Cantabria, permitiría eliminar una de las debilidades del acceso al puerto al extender la longitud de sus vías y potenciaría la instalación logística de Muriedas, una de las mayores con un rango de 3.000 a 5.000 trenes tratados al año", destaca CCOO en un comunicado de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.