Nueve camiones y dos cisternas de Urbaser, empresa concesionaria de la limpieza de Lugo, están dispuestos para salir a recoger residuos en aquellos puntos en los que se concentra la alerta sanitaria, entre 50 y 70 según el secretario de organización de CIG-Lugo, Lois Nieto.

Además, saldrán 12 conductores y 17 peones para realizar estos trabajos, anunciando su predisposición a actuar en aquellos puntos que se les señale.

Así lo decidió la asamblea de trabajadores, aunque ahora están en un "pequeño impasse" dado que algunos de los que iban a recoger son de los 10 despedidos y tratan de negociar con la dirección para que se les readmita. No obstante, la CIG apunta que probablemente se llegue finalmente a un acuerdo, dadas las intenciones de la plantilla de atender esta alerta.

Todo esto se produce después de que el Ayuntamiento lanzará el ultimátum de pedir la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de lo que se desiste toda vez que los trabajadores, tras ya nueve días en huelga y más de 900 toneladas de basura acumuladas, hayan aceptado estas condiciones.

Consulta aquí más noticias de Lugo.