El PSOE de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha manifestado que "acepta" pero "no comparte" el fallo del Tribunal Supremo (TS) que deja sin efecto la sentencia dictada en su día por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 260 trabajadores de la plantilla municipal.

En un comunicado, el PSOE jerezano expresa su "pesar" por esta noticia que supone "el espaldarazo a una decisión injusta", tal y como dictó en su día la magistratura andaluza cuando vino a reconocer que los despidos de estos trabajadores municipales se hicieron "sin criterios objetivos, de forma arbitraria, no ajustada a derecho y ejecutada de mala fe".

Por ello, los socialistas muestran su "sorpresa" ante esta decisión judicial "diametralmente opuesta" al pronunciamiento del TSJA. No obstante, y aunque "no la comparte", la "acepta democráticamente".

Así, el PSOE de Jerez muestra su "apoyo" a los 260 trabajadores despedidos, a quienes ofrece su colaboración ante "cualquier medida que a partir de ahora este colectivo decida emprender contra esta decisión judicial".

Los socialistas califican de "absolutamente indignante" que la exalcaldesa socialista Pilar Sánchez "se siente en el banquillo de los acusados por cumplir con su deber con la plantilla municipal y abonar en tiempo y forma las nóminas a que tenían derecho" y, mientras tanto, "la actual alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), se encuentre brindando en la Alcaldía con Moët & Chandon por haber destrozado la vida a cerca de 300 trabajadores y la de sus familias".

Finalmente, expresa su "temor" a que esta sentencia se interprete por parte del PP como un "cheque en blanco" para llevar a cabo "más medidas de despido, recortes y subida de impuestos, en detrimento de las necesidades reales de los jerezanos".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.