La Audiencia de Almería acoge este jueves la vista oral contra un traficante de drogas acusado de blanquear más de 100.000 euros procedentes de la venta de sustancias estupefacientes mediante movimientos financieros en la cuenta de una mercantil en la que figuraba como socio.

El procesado, condenado en 2010 por un delito contra la salud pública, se enfrenta a una pena de cuatro años de prisión imputado por dar "parte de licitud" a las "cuantiosas ganancias" obtenidas con el narcotráfico y con las que habría adquirido "un importante patrimonio" que presuntamente "ocultaba a través de las numerosas empresas que posee".

Según recoge el escrito de acusación, consultado por Europa Press, M.M.R.O., se dedicó desde mediados de 2007 hasta abril de 2009, fecha en la que fue detenido, a la venta de sustancias estupefacientes.

Así, para blanquear el dinero obtenido, el acusado supuestamente ingresaba las "importantes ganancias" en varias cuentas abiertas en sucursales de dos entidades financieras con presencia en la capital para "retirarlas casi en su totalidad un día después".

Por esta vía, el fiscal, quien pide el pago de una multa de 400.000 euros, sostiene que reembolsó "importantes cantidades de dinero procedentes del narcotráfico" y detalla imposiciones en 2008 por valor de 8.695, 7.000, y dos de 6.000 euros.

Resalta, en esta línea, que si bien en la Agencia Tributaria (AEAT) consta que M.M.R.O. tuvo en ese ejercicio unos ingresos justificados de 3.019,58 euros, "la realidad es que obtuvo un total de ingresos de 103.565,81 euros", lo que hay que unir al hecho, según añade, de que "si bien consta que no posee en ese año ningún gasto justificado, en realidad se produjeron gastos demostrados por valor de 76.616,39 euros.

El Ministerio Público indica que la "mayor parte" de los movimientos realizados aparecen en la cuenta de una de las mercantiles "cuyos movimientos económicos financieros no se encuentran acorde con el saldo final que ofrecían sus cuentas bancarias".

En concreto, hace alusión a que en una misma semana de marzo de 2009 realizó presuntamente siete reintegros por un total de 29.705 euros, cantidad que considera "fue utilizada para la compra de 250 kilos de hachís en una operación por la que fue condenado" por el Juzgado de lo Penal número 4 de Almería.

El primer señalamiento, el pasado marzo, fue aplazado por la incomparecencia de un testigo cuyo testimonio supone prueba de cargo para el acusado, lo que llevó a la defensa de M.M.R.O. a pedir la suspensión de la vista oral al tribunal de la Sección Tercera.

Consulta aquí más noticias de Almería.