Cáritas Bizkaia ha atendido en el territorio histórico durante el pasado ejercicio a 12.100 personas, de las cuales el 31% ya recibió atención en la organización hace cinco años o más, mientras que el 30% acudió por primera vez durante el año pasado. Además, la entidad destinó 1,87 millones de euros a ayudas económicas directas.

Cáritas Bizkaia ha presentado este miércoles su informe anual de 2013, en el que se recoge que de las 12.100 personas atendidas, 7.000 eran mujeres (el 58%) y 5.100 hombres (42%), porcentajes muy similares a los del año pasado.

En cuanto al origen de las personas atendidas, prácticamente se han equiparado las personas autóctonas (48%) y foráneas (52%), proceso que ya se empezó a notar el año pasado y que obedece tanto al descenso de personas inmigrantes atendidas como al aumento de las autóctonas.

Desde Cáritas, han resaltado que en 2013 hay más personas que fueron atendidas en Cáritas Bizkaia ya hace 5 años o más (el 31% del total) que las que acuden a la entidad por primera vez en 2013 (el 30%), mientras que en 2009 tan solo el 19% de las personas llevaban 5 o más años en Cáritas y un 46% del total acudieron ese año por primera vez.

En cuanto a la evolución de las personas atendidas en programas de acción social, en el total de la organización excepto intermediación laboral, los datos mantienen su tendencia ascendente, tras una gran subida en 2009 y un pequeño retroceso en 2012, hasta situarse el año pasado en 10.860 personas del total acompañado por Cáritas.

Por áreas de actuación, el ámbito de la acción social de base (acogidas y vivienda) sigue siendo el de más amplio uso por parte de las personas que acuden a Cáritas Bizkaia en 2013 (5.585), seguido por el área de familia (2.645) y la de empleo (1.601), donde, tras la apertura de la nueva 'Agencia de Colocación' en 2013, se ha atendido ya a 600 personas.

Las personas atendidas en situación de "grave exclusión" son más de 2.100 entre las áreas de personas sin hogar y adicciones, con la particularidad de que son las únicas donde los hombres son mucho más numerosos que las mujeres, al contrario que en las demás áreas y en el cómputo global.

Sin embargo, otros programas numéricamente menores suponen procesos de incorporación social de larga duración o bien un trabajo de prevención y de acompañamiento de las personas mucho más sostenido en el tiempo (familia-inclusión social, mayores, infancia) donde las cifras pasan a un segundo plano ante la intensidad de los acompañamientos.

Datos internos

En 2013, Cáritas Bizkaia, que consiguió la estabilidad entre ingresos recibidos y gastos en cantidades muy similares a 2012 y 2013, cuenta con más de 5.100 personas socias y donantes. Asimismo, se mantiene similar el porcentaje de ingresos por servicios prestados a la Administración Pública, menos de un tercio del total.

En cuanto a los recursos empleados, dos de cada diez euros corresponden al programa de Acción Social de Base (acogidas), principalmente a las ayudas económicas directas (1.877.228 euros), y se mantienen prácticamente igual otros programas de acompañamiento a personas en situación de grave exclusión, así como el resto de las áreas de intervención.

Asimismo, Cáritas ha destacado que, "un ejercicio más, AUREN Auditores, tras auditar las cuentas de Cáritas Diocesana de Bilbao, manifiesta que expresan la imagen fiel del patrimonio y situación financiera, así como de los resultados de sus operaciones correspondientes al ejercicio anual terminado el 31 de diciembre de 2013".

EUSKADI

Por su parte, Cáritas Euskadi ha destacado, de su labor desarrollada en 2013, la mayor incidencia de la pobreza en las familias debido al desempleo y la precariedad, una mayor persistencia en el tiempo de estas situaciones y la práctica equiparación del número de personas atendidas según su origen autóctono o de otro país.

Cáritas Euskadi ha señalado, en el análisis conjunto de sus tres memorias anuales de 2013, que la pobreza, el desempleo y la precariedad están afectando especialmente a las familias con hijos, y dentro de este grupo es especialmente relevante la realidad de mujeres solas con menores a su cargo.

Asimismo, se constata que el desempleo y las dificultades para hacer frente a los gastos de la vida diaria, especialmente los relacionados con la vivienda, son los principales problemas con los que se encuentran estas familias, así como que el desempleo y el aumento de la precariedad laboral debilitan la capacidad del trabajo como principal factor de protección ante la pobreza y la exclusión.

Para paliar esta situación, desde las tres Cáritas de la Comunidad Autónoma Vasca se destinaron más de cinco millones de euros a ayudas económicas durante el año 2013.

Cáritas Euskadi ha señalado la necesidad de "una economía y un empleo al servicio de las personas, de todas las personas" y ha asegurado que "experiencias en el campo de la economía social y solidaria nos muestran que este nuevo modelo es posible". Además, ha abogado por "un nuevo modelo de sociedad con valores que favorezcan la calidad de vida, la convivencia y la cohesión social".

Por último, en la presentación de sus datos de intervención de 2013, Cáritas ha dado a conocer el lema "Construyendo espacios de esperanza - Itxarobideak ireki", bajo el cual celebrará el 'Día de Caridad', una jornada que, como cada año, la Iglesia convoca en el marco de la festividad del Corpus Christi.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.