El presidente de la sección del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en el Ayuntamiento hispalense, Manuel Bustelo, ha manifestado este miércoles que la propuesta del Gobierno municipal para reformar el reglamento de organización de la Policía Local de Sevilla "no puede volcar todo su peso en la cuestión estética" cuando siguen sin resolver determinadas "miserias" del Cuerpo, avisando además de que el texto tiene algunos aspectos "inasumibles".

La propuesta para el nuevo reglamento de organización estipula, entre otras cosas, que los agentes no podrán lucir tatuajes en lugares visibles, ni collares ni peinados 'estrambóticos', impidiendo que los varones lleven el pelo largo o recogido en una coleta, así como pendientes o 'piercings'. Se regula incluso la longitud de las patillas.

Manuel Bustelo, en ese sentido, ha dicho a Europa Press que un texto redactado bajo el título de "reglamento de organización de la Policía Local", no puede "volcar todo su peso en el tema de la estética", sobre todo porque "uno no es mejor o peor agente" por lucir determinado corte de pelo o un tatuaje. "Hay que pretender buscar una fórmula para ofrecer el mejor servicio público y eso no puede pasar exclusivamente por el tema de la estética", ha dicho defendiendo que "un policía ejerce su labor ocho horas al día, pero después es una persona, tiene familia y cada cual es como es".

Manuel Bustelo admite que con esta propuesta sobre la mesa, los agentes "están bastante cabreados", pero no por el mero contenido de la propuesta en materia de estética, sino porque "el problema serio de la Policía Local no reside en el pelo, las patillas o las gafas de sol de los agentes". "La mayoría de las veces que los agentes atienden llamadas a sus teléfonos móviles particulares es para cuestiones de servicio porque las transmisiones no funcionan y, a veces, hay que llevar a casa el arma reglamentaria porque no tememos un armero", se ha quejado.

Igualmente, avisa de que la propuesta de reglamento contiene algunos aspectos "inasumibles", porque "si se habla de no entrar en los bares, qué van a hacer los agentes si necesitan comer algo o tienen que orinar", toda vez que parece claro que "no se debe fumar en una actuación", pero en muchos oficios los profesionales cuentan con algún momento para disfrutar de "un cigarro" en caso de ser fumadores.

"Como sindicato, estaríamos dispuestos a asumir una serie de recomendaciones, pero siempre que estuviésemos en una situación de normalidad, porque con las miserias que tenemos, nos quieren poner más", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.