Personas que fueron multadas con 600 euros tras acudir a las inmediaciones de la Clínica de Ansoáin para mostrar su rechazo a una concentración que se estaba realizando en contra de este centro, que practica abortos, han afirmado que su movilización fue "una muestra espontánea de solidaridad" con las mujeres que acuden a esta clínica y que "se desarrolló de una manera pacífica".

Así lo ha expuesto este miércoles en el Parlamento de Navarra Ander Sagardoi, una de las nueve personas multadas en dicha concentración que ha comparecido junto con otros sancionados en una sesión de trabajo en el Parlamento de Navarra solicitada por Bildu y Aralar-NaBai para informar de los hechos y las circunstancias en que se impusieron las sanciones.

Sagardoi ha explicado que el día anterior a la concentración "la prensa se hizo eco de que el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, iba a acudir a acompañar a grupos autodenominados pro-vida".

"En contraposición a los acosos y coacciones fue cuando mediante las redes sociales y mensajes personales espontáneamente se hizo llamamiento a acudir a la Clínica Ansoáin para solidarizarse con las mujeres que libremente deciden interrumpir su embarazo amparadas por la legalidad vigente", ha defendido el joven, que ha apuntado que "debido a su espontaneidad", la concentración "no fue comunicada previamente, por lo que no pudo ser ilegalizada".

Asimismo, ha defendido que "la muestra de la solidaridad con las mujeres y la defensa del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo se desarrolló de una manera pacífica, sin ningún tipo de incidente, en la acera sin cortar el tráfico y sin alterar el transcurso de la otra concentración".

Los agentes, ha añadido, "no indicaron ninguna orden de disolución ni de identificación, por lo que la amplia representación popular ni desobedeció a la autoridad ni tuvo ninguna actitud reprochable". "La muestra de solidaridad se produjo sin ningún tipo de pancarta ni ningún elemento que pudiera requerir de ningún permiso", ha destacado.

Según Sagardoi, "la infracción administrativa se divide en dos: 300 euros por concentración ilegal y 300 euros por ser miembros activos del grupo de personas que mostró la solidaridad con las mujeres que tienen derecho a interrumpir su embarazo sin sufrir ningún tipo de presión".

Respecto a la primera infracción, el joven ha reiterado que "debido a su espontaneidad no fue comunicada previamente, por lo que no pudo ser ilegalizada". En cuanto a la segunda, Sagardoi ha argumentado que "en las fotos de las denuncias había varias identificaciones erróneas al basarse única y exclusivamente en la identificación visual de los agentes". "No siendo identificados en el momento de los hechos, nos preguntamos cómo es que mediante la identificación visual se ha llegado a conocer nuestros nombres y apellidos", ha añadido.

Por otro lado, Sagardoi ha asegurado que varias de las personas multadas no acudieron a dicha concentración. Así, una de las jóvenes que ha comparecido en el Parlamento de Navarra, Saioa Beriáin, ha asegurado que fue multada, pero no asistió a la movilización.

"Yo estaba en mi casa, haciendo un trabajo para la universidad y meses más tardes me llegó a casa una carta de la Delegación del Gobierno sin ninguna explicación del porqué de la multa", ha relatado Beriáin, que ha añadido que cuando le entregaron "las fotos en las que supuestamente" le habían identificado "en la imagen había una chica a la que no se le veía la cara porque estaba tapada con una mano".

Críticas a la actuación de la delegación

Los grupos de la oposición han coincidido en criticar la actuación de la Delegación del Gobierno en estos hechos. En su turno de intervención, el parlamentario de Bildu Koldo Amezketa ha rechazado la multa enviada a Saioa Beriáin y ha censurado que "en algún sitio hay listas, información privada de personas que, en principio, no han dado ningún motivo para estar en esos listados".

Por su parte, la parlamentaria de Aralar-NaBai Asun Fernández de Garaialde ha criticado que "en estas multas hay un componente ideológico". "La delegada del Gobierno tendrá que dar explicaciones de por qué multó a unas personas y a otras no el mismo día", ha añadido.

Desde el PSN, Pedro Rascón ha señalado que "viendo determinadas dinámicas que nos quieren imponer desde que gobierna el PP la vuelta al pasado parece más clara". "Muchos pensábamos que esto estaba ya superado", ha lamentado el socialista, que ha mostrado su "apoyo y solidaridad" con los jóvenes multados.

Por contra, la representante del PP Ana Beltrán, que ha rechazado que las multas tengan un componente ideológico, ha insistido en que "los grupos pro-vida tienen autorización" para concentrarse, mientras que los jóvenes multados "no la tenían".

Finalmente, el parlamentario de I-E Txema Mauleón ha mostrado "toda" su "solidaridad" a los jóvenes multados y ha criticado que estas multas son "fascismo puro y duro que se está repitiendo continuamente". "Los multados son los que van a defender el respeto a la ley", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.