FECCOO ha destacado que esperarán a que la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades les presente una nueva propuesta, tal y como les han anunciado en la reunión de la mesa sectorial que ha tenido lugar este miércoles, pero ya han adelantado que no firmarán "ningún pacto que no tenga presente los términos de la convocatoria de huelga donde nuestras propuestas y reivindicaciones también deben estar reflejadas".

Así lo han destacado en un comunicado en el que además señalan que en la reunión han constatado que los efectos de la huelga indefinida continúan muy presentes en la mesa, aunque para la Conselleria su desconvocatoria significa "la salida del conflicto".

"Ahora más que nunca debemos ser conscientes del precio de toda lucha y lo que significa, o puede significar, lograr la 'paz social' que implica toda firma de acuerdos", han apuntado.

Asimismo, desde la FECCOO han destacado que la Conselleria, ante la presentación de los 17 recursos contra la convocatoria de interinos por la discriminación contra los docentes que trabajan en lenguas extranjeras, ha afirmado que entiende el agravio comparativo que se ha generado y propondrá una solución -antes de la publicación provisional de admitidos- que satisfaga al colectivo para que se puedan retirar dichos recursos.

Igualdad de todos los trabajadores

Por otro lado, desde la Federación han manifestado que su propuesta de pacto de interinos (se ofrecen unas 1.250 plazas y se solicitan desde la FECCOO un total de 1.500) incluirá una voluntariedad de las plazas TIL (unas 125) sin ningún otro requisito que un compromiso de formación entre el docente y la Conselleria mientras dure el pacto.

"Entendemos el pacto como una oportunidad para flexibilizar la imposición del TIL, que no castigue doblemente a los docentes interinos", han afirmado desde CCOO, al destacar que, para ellos, lo prioritario es "la igualdad de condiciones y derechos de todos los trabajadores".

Por otra parte, han recordado que la recuperación de ciertos derechos laborales y salariales suspendidos con el decreto de medidas urgentes del 2012 y prorrogados con los presupuestos para 2014 también afectan al resto de empleados públicos, por lo que estos temas deberán tratarse y coordinar a la mesa general de Función Pública.

Este decreto de medidas urgentes ya tiene fecha de caducidad (31 de agosto 2015), según han afirmado desde la FECCOO al destacar además que reclaman "un avance de esta fecha y que para el inicio del próximo curso ya se pueda notar una sustancial recuperación".