CCOO Baleares ha alertado este miércoles de que el trabajo precario o de baja calidad representa ya el 57,4 por ciento del empleo asalariado afiliado al régimen general, un porcentaje que supera en 2,2 puntos porcentuales al registrado en el mes de abril de 2013.

En un comunicado, el sindicato afirma que, en comparación con el año 2008, el peso del empleo indefinido a tiempo completo se sitúa por debajo de los 5 puntos porcentuales, mientras que el empleo temporal a tiempo completo presenta igualmente un porcentaje menor, al ser uno de los tipos de empleo que más sufrió los primeros años de la crisis.

Sin embargo, según destacan desde CCOO, lo que sí sube con fuerza, superando con creces los datos del año 2008, es el empleo indefinido fijo discontinuo que se eleva en seis años en un 39,2% (+13.962) y el empleo parcial, tanto indefinida como temporal, que sube un +23,1% (+11.153), dos datos que muestran que el camino de la recuperación es frágil y lleno de incertidumbres si tenemos en cuenta que los dos tipos de empleo se asocian a salarios anuales muy bajos.

Por ello, lamentan que "las ocupaciones precarias han captado todo el crecimiento de las afiliaciones asalariadas mientras continúa el ajuste del empleo indefinido a tiempo completo".

Por otro lado, afirman que los datos de afiliaciones a la seguridad social relativas al mes de abril mostraron una recuperación cuantitativa del empleo asalariado. Así, la mejora anual en el volumen de afiliaciones se valoró con cautela por parte del sindicato aludiendo que hasta el mes de marzo las subidas se vendían observando solamente entre los diferentes tipos de trabajo precario, es decir el temporal, el indefinido fijo discontinuo y el indefinido a tiempo parcial.

Una vez disponibles los datos de afiliaciones a régimen general sin regímenes especiales y desagregadas por tipo de contrato, "en el mes de abril la tendencia de la precarización se consolida", han afirmado desde el sindicato a la luz de los datos que indican que el número de afiliaciones al régimen general de la seguridad social ha subido en términos anuales en 13.419 afiliaciones, pero el saldo es el resultado de menos afiliados indefinidos a tiempo completo (-1.712) y muchas más afiliaciones precarias que captan todo el crecimiento, de tal manera que "aproximadamente el 40 por ciento del incremento lo constituyen las afiliaciones fijas discontinuas, el 55 por ciento las afiliaciones de trabajadores temporales y el 6 por ciento las afiliaciones indefinidas a tiempo parcial", han concluido.