Zoe Valdés: "El escritor tiene que criticar la sociedad y la política con toda la fuerza"

  • La autora ha recordado las dificultades de su etapa como periodista en Cuba, donde dirigió una revista de cine.
  • Valdés probablemente este año termine la novela sobre el dictador cubano Fulgencio Batista.
  • Entre sus próximos trabajos se encuentra el cine, que no tiene claro que sea factible por culpa de la crisis.
La novelista cubana tardó cerca de seis o siete años en terminar la obra, "con varios intervalos".
La novelista cubana tardó cerca de seis o siete años en terminar la obra, "con varios intervalos".
EFE

La escritora cubana Zoe Valdés opinó el miércoles que el trabajo del autor literario "no está desligado" de la crítica social y política y ha destacado su interés por el escritor que como columnista de prensa "está siempre en la llaga de la sociedad", lo que considera un papel "difícil".

"Los escritores somos los primeros que debemos criticar la sociedad con toda la fuerza de la palabra y el pensamiento", ha afirmado Valdés en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander donde protagoniza los Martes Literarios.

A preguntas sobre el papel que juegan los escritores en la política y, en su caso, en el proceso cubano, la autora ha recordado las dificultades de su etapa como periodista en Cuba donde dirigió una revista de cine, que tenía que pasar por el visto bueno del censor. Y ha opinado que ese papel "fragiliza" al escritor al verse expuesto a las críticas por introducirse en la política.

Sin embargo, ha recordado que Gabriel García Marquéz "se metió en la política hasta los huesos" y ha destacado su "compromiso" al igual que el de otros escritores latinoamericanos como Octavio Paz o Jorge Luis Borges.

"No está desligada la crítica de la sociedad y de la política del trabajo del escritor", ha recalcado Valdés, quien cree que en el caso de los escritores que han vivido "dictaduras de izquierda" se les "denigra" por criticar ese tipo de sistema.

Por el contrario, a su juicio, "desde el otro lado" no se critica a escritores de izquierda que siguen hablando de las dictaduras que hubo en sus países, aun cuando ya han desaparecido.

Valdés también ha hablado de sus planes de futuro y ha explicado que probablemente este año termine la novela sobre el dictador cubano Fulgencio Batista, derrocado en 1959 por la revolución dirigida por Fidel Castro, en la que lleva "muchos años" trabajando.

La escritora ha justificado su tardanza en acabar esta obra porque se trata de un personaje que "ha sido manipulado a favor del castrismo" y ha asegurado que después de visitar a toda su familia y leer toda la literatura que existe sobre él, incluso aquella que se ha tratado de "silenciar", "aún queda mucho por investigar". Zoe Valdés ha subrayado que "no" quiere juzgar, sino contar una parte de esa historia desde una posición "que no sea tendenciosa".

Entre sus próximos trabajos también se encuentran alguno relacionado con el cine, que no tiene claro que pueda salir adelante por la crisis económica, y escribir la última entrega de su trilogía dedicada a figuras femeninas del surrealismo. Después de sus novelas dedicadas a Remedios Varo y Dora Maar, ahora Valdés quiere recuperar la figura de la artista y escritora cubana Lidia Cabrera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento