La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha ensalzado la política de infraestructuras que desarrolla la Junta de Castilla y León, tendente a mejorar las comunicaciones hacia las explotaciones agrícolas y entre municipios con el fin de generar otras actividades económicas en el medio rural.

Clemente ha visitado este miércoles junto al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, el acondicionamiento realizado al camino que une las localidades segovianas de Valdeprados y Vegas de Matute, una acción que, según ha dicho, es "referente" y pone de manifiesto el objetivo de la Junta no solo en la provincia, sino en toda la Comunidad.

La titular de Agricultura ha incidido en que este vial tiene un valor "fundamental" para el dinamismo de ambos municipios, pues permite potenciar las actividades desarrolladas en torno a él, como las agrarias o las turísticas.

En este sentido, ha resaltado el papel de los Grupos de Acción Local (GAL), que captan fondos europeos —y seguirán captándolos en el periodo 2014-2020— y promueven actividades empresariales que pueden estar ligadas al desarrollo de sendas o recorridos naturales, a pie, en bicicleta o a caballo, a partir de la infraestructura.

En Segovia, donde el 66 por ciento de la población reside en el medio rural, el Gobierno regional ha invertido en el periodo 2007-2014 alrededor de 20 millones de euros en política de infraestructuras. A nivel autonómico, el Programa de Desarrollo Rural ha contado en esta etapa con más de 1.800 millones.

En declaraciones a los medios, Silvia Clemente ha subrayado la importancia, dada la alta cifra de personas que habitan en los pueblos, de garantizar el bienestar y todos los recursos en estos entornos.

Convenio para mejora de 13 CAMINOS

En octubre del pasado año, la Junta y la Diputación de Segovia suscribieron un acuerdo para la mejora de caminos rurales de la provincia dañados por los temporales de lluvia de 2013. El acuerdo, dotado con 400.000 euros, aportados en un 50 por ciento por la institución provincial, un 25 por ciento por el Gobierno regional y el 25 por ciento restante por los ayuntamientos, contempla la realización de obras de reparación, mejora y conservación en 13 caminos de la provincia segoviana.

Hasta el momento se han arreglado los caminos de las localidades de Donhierro, Fuentepelayo, Monterrubio, Mozoncillo, Navas de San Antonio, Turégano, Valdeprados, Barbolla, Montejo de la Vega de la Serrezuela y los dos itinerarios del Camino de San Frutos, lo que supone haber cumplido el 70,4 por ciento de la intervención prevista. Actualmente se están llevando a cabo los acondicionamientos de caminos en Collado Hermoso, Navafría y Santiuste de Pedraza.

En cuanto al vial entre Valdeprados y Vegas de Matute, ha supuesto una inversión de 20.108 euros, cofinanciados entre la Diputación, la Junta y los ayuntamientos de ambas localidades.

La actuación llevada a cabo en sus 2,8 kilómetros ha consistido en la ejecución del desbroce y la limpieza de la zona vegetal de la traza y las cunetas, además del refino y planeo de la base y el aporte de material granular procedente de machaqueo.

El camino constituye un recorrido alternativo para la circulación de vehículos entre las dos localidades y proporciona acceso a las instalaciones agrícolas y ganaderas de la zona. Esta actuación, según fuentes de la Junta, permite también resaltar los recursos naturales del entorno, al ser el acceso natural a la zona denominada como 'La Risca', un lugar de alto valor de Valdeprados.

Consulta aquí más noticias de Segovia.